Firma y charla con Marta Robles.

La mala suerte, de Marta Robles

Editorial Espasa y Somnegra te invitan a la firma de ejemplares, de Marta Robles.

Te esperamos el jueves 8 de noviembre a las 18:30h para que puedas preguntar todo lo que te apetezca sobre La mala suerte y llevarte tu ejemplar dedicado, si no puedes asistir tu compra en nuestra web te llegará dedicada y además podrás ver esta charla en Streaming en nuestro canal de Youtube.

Compra dedicada: La Mala suerte

Compra dedicada: A menos de cinco centímetros.

Canal de Youtube: SomNegra

 

Marta Robles

Marta Robles es licenciada en Ciencias de la Información, rama periodismo, por la UCM y lleva treinta años ejerciendo su profesión en todo tipo de medios.

Ha escrito siete libros de no ficción: El mundo en mis manos (1991), La dama del PSOE (1992), Los elegidos de la fortuna (1999), El catálogo del Parque Oceanográfico de Valencia (2003), Madrid me Marta (2011), Usted primero (2015) y Haz lo que temas (2016); y ocho de ficción: Las once caras de María Lisboa (2001), Diario de una cuarentona embarazada (2008), Don Juan (2009), Luisa y los espejos (2013) —Premio Fernando Lara de Novela—, Obscena, A menos de cinco centímetros (2017) —finalista en el Premio Silverio Cañada de novela negra de Gijón—, HNegra (2017) y La mala suerte (2018).

Actualmente colabora en La Razón, La Gaceta de Salamanca, Objetivo Bienestar, Amigas y conocidas (TVE), Espejo Público (Antena 3) y El Cascabel (13TV).

Crítica teatral de Gregor Samsa

Gregor Samsa

Gregor Samsa, de David Llorente por Antonio López Piña, dramaturgo y profesor de filosofía y política en Zaragoza. Autor de Circa Ignis.

Gregor Samsa. Subterráneo de la dominación.

Un individuo con deformaciones horribles permanece encerrado por su voluntad en un sótano, alejado del mundo. Una mujer (Misa) accede misteriosamente al habitáculo donde vive el monstruo. A partir de aquí no nos espera una revisión de la bella y la bestia. La obra no va de redenciones amables, no va de bondadosos seres ocultos que emergen a la luz. La historia no tira por ahí. La obra va de otros monstruos. Lo que David Llorente pone en escena es una alegoría del poder. Un baile de seducción donde el cariño y la aparente compasión sirven a un objetivo único que es la dominación.

Buero Vallejo, en una obra casi desconocida y menor titulada Casi un cuento de hadas, trató el tema de la transformación del amado a ojos del amante, la transfiguración de los desgraciados en hermosos por efecto del amor. En la obra, diversas circunstancias hacían que al final el hechizo se acabara y los dos protagonistas, uno feo y otra estúpida, asumieran quererse tal como eran, desnudados de encantamientos, con la esperanza de llegar a aceptarse en su tristes realidades, juntos pero aislados, alejados para siempre de la burla de los otros. La obra fue un fracaso y aguantó solo diecinueve representaciones porque nadie (la burguesía vencedora que podía ir al teatro) aceptó en aquel franquismo de los cincuenta que un cuento de hadas pudiese tener un revés tan áspero.

En Gregor Samsa no hay encantamiento. La transfiguración que Misa asegura ver en el monstruo no sabemos si es alucinación motivada por la necesidad o mera táctica de combate. Da lo mismo. Lo importante es que, de una forma u otra, consiga arrebatarle el corazón a la bestia para tener bajo control al hombre que lo envuelve.

Los personajes, solitarios por diferentes razones, sufren, pero no porque la vida en soledad les impida amar, sino porque la vida en soledad les impide someter a otro, sea este otro como sea. El autor recalca esta circunstancia haciendo protagonista a un individuo desfigurado, desahuciado y repugnante, como diciendo, sí, incluso tú vales como sujeto para la dominación.

David Llorente nos propone un reto, un ejercicio de reflexión. El espectador ingenuo puede salir de la sala asegurando que ha visto una obra sobre la venganza del despechado, sobre los límites del amor puro o sobre alguna otra gilipollez romántica, sin embargo, lo que el autor nos pone delante es una partida de ajedrez, una estrategia de seducción con la que un personaje penetra en las defensas del otro para dinamitarlas desde dentro y hacerse con su control.

Someto, luego existo. Ahí está la mordedura de la obra, el atrevimiento de su crítica. No hay una víctima débil y un verdugo previsible. No hay un preestablecimiento fácil y cómodo de los papeles de buenos y de malos (cosa que, de haberla, le garantizaría a Llorente mantener su obra en cartel más días que a Buero Vallejo). Lo que sí quiere dejar claro es que hay una necesidad universal en el ser humano, la de ejercer el poder sobre otros, aunque estos otros sean solamente uno.

Si la soledad humana no se vence con nada, al menos te cabe la terrible satisfacción de ganar en un juego donde el fin es doblegar al otro y el trofeo es escucharle confesar entre lágrimas que tú eres el más fuerte.

La obra tarda en empezar porque empieza varias veces. Reitera en el mecanismo del ofrecimiento y el rechazo por miedo a que los personajes se abran al cambio demasiado pronto. Hay músicas. La iluminación baila al subrayado emocional, pero expande mucho el espacio y tal vez lo normaliza demasiado. Da igual que no sepamos cómo Misa llega hasta el agujero donde habita el monstruo, aunque sí necesitaríamos sentir que estamos en una catacumba, en un confín inmundo.

Ramón Nausía plantea una interpretación desgarradora y brutalmente física que va construyendo más y mejor al monstruo a medida que va humanizándolo con su sudor real, sus babas y sus mocos reales de hombre que sufre. Solo cuando dejamos de verle su cáscara de atrezo, su cartonaje exterior, el monstruo empieza a serlo verdaderamente.

Sherezade Atiénzar coge a un personaje complejo y tortuoso, lo asimila, lo comprende y lo pone a vivir sin estridencias, sin gestitos de actriz. Sabe no caer en el erotismo manoseado y previsible del najwanimrismo. Se deja en paz de guapa y va a por lo difícil: hacer verdad una relación que tiene que parecer imposible. Cuanto más nos la creemos en la primera parte, cuanto más naturaliza sus lenguajes y su aproximación al monstruo, mayor es el efecto del desenlace de la obra.

En la función que yo vi, cuando se apagaron las luces al final de la representación, la sala permaneció en silencio unos segundos antes de ovacionar a los actores. Todos sabíamos perfectamente que había acabado la función, pero ninguno queríamos admitir que el cuento de hadas terminaba en sombra. ¿Y la salvación? ¿Cuándo llegaba el Bien? A lo mejor en esa reacción es donde se significa la esperanza. No se la pierdan.

14 de Octubre 2018.

Antonio López Piña

Novela negra en Taipei: Charla con el escritor Wang Chien-Min

Wang Chien-Min

Can Serrat y SomNegra te invitan a la charla con el escritor Wang Chien-Min

Cuándo: viernes 19 de octubre de 2018, 18:30h
Dónde: Librería SomNegra, C/ Aragó, 108 (Esquina Comte Borrell), Barcelona
Novela negra en Taipei
Wang Chien-Min es miembro de la asociación Mystery Writers of Taiwan y ganador de la primera edición del Souji Shimada Mystery Award con la novela Virtua Street, traducida al japonés, al tailandés, al coreano y al  chino simplificado. Actualmente es escritor residente en Can Serraten convenio con la Oficina Económica y Cultural de Taipei.

 

Este evento se emitirá en Streaming por nuestro canal de Youtube