Peter May y Bernard Minier firman para SomNegra

entry island
Entry Island – Peter May

 

Empezó la BCNegra 2016 con la entrega del Premi Crims de Tinta a la Núria Cadenes. Como ya sabéis SomNegra estará en esta edición moderando la mesa Barcelona, capital catalana i europea del crim (litarari, naturalment).

Y como os queremos hacer participes de esta BCNegra16 allá donde estéis os ofrecemos la posibilidad de conseguir vuestras novelas negras favoritas con dedicatoria personalizada por los autores.

Así tenemos diez ejemplares de Entry Island de Peter May y diez más de No apagues la luz de Bernard Minier que serán para los primeros que hagan su compra en somnegra.com y este se os enviará dedicado con vuestro nombre.

Tenéis tiempo hasta el martes día 3 a las 20:00h

no apagues la luz-bernard minier
No apagues la luz – Bernard Minier

Compra dedicada : Entry Island

Compra dedicada: No apagues la luz

Pierre Lemaitre firma para Somnegra

rosy & john
Rosy&John – Pierre Lemaitre

Tenemos el placer de ofreceros la oportunidad de conseguir 20 ejemplares de Rosy & John de Pierre Lemaitre dedicados por el autor.

Gracias a la editorial Alfaguara y al grupo Penguin Random House Pierre Lemaitre nos dedicará la última novela negra del comandante Camille Verhoeben.

Como decimos serán únicamente para las 20 primeras compras en somnegra.com desde ya, y hasta el día 3.

A que estás esperando?

 

Compra dedicada: Rosy & John

 

 

Nieves Abarca nos recomienda sus novelas negras

IMG_20150315_123952
Nieves Abarca – Los muertos viajan deprisa

Nieves Abarca, estudió Historia del Arte en la Universidad de Santiago de Compostela y obtuvo un máster en Periodismo por la UOC. Ha realizado estudios de anatomía patológica y medicina legal, y es especialista en perfiles criminales.

Ha sido directora de una revista de divulgación cultural, además de colaborar en varias publicaciones y programas de radio de A Coruña y Ponferrada. Es funcionaria de carrera y durante trece años estuvo destinada en un cuartel de la policía.

Mis mejores novelas negras de 2015.

Este año pasado, lo reconozco, he leído poco. Y lo lamento, menos novela negra de lo habitual. Me lo pasé escribiendo, corrigiendo y reescribiendo “Los muertos viajan deprisa” con mi coautor, Vicente Garrido. Aún así, algo cayó, y dentro de lo caído, me encontré con verdaderos truños (esos nórdicos siempre torturándome) pero ¡ah! También me encontré con alguna joya, y sé que me esperan algunos en las estanterías, ya que tengo pendientes varios libros que leeré con sumo interés, como los últimos de Susana Hernández, Empar Fernández, Aro Sáinz de la Maza o David Llorente. Pero mientras, paso a contar las cinco novelas negras que más he disfrutado este año, y no por orden de gusto, sino al revés, de menos a más. Diploma olímpico a medalla de oro.

morir no es tan facil
Morir no es tan fácil – Belinda Bauer

5-Morir no es tan fácil  Belinda Bauer.

Bien, no es una obra maestra de la novela negra, ni de la literatura, pero es ágil, entretenida y bien escrita. Pero su máximo logro es crear personajes originales en un mundo en el que las novelas parece escritas por un grupo de clones que repiten asesinos en serie, procedimientos criminales, perfiles (el círculo de Canter es muy socorrido, por ejemplo, ojo, parece fácil pero no lo es tanto…), autopsias, drogatas y relaciones tira-afloja. La descripción del asperger y del tipo en coma, el cacahuete…todo resulta novedoso, a pesar de algún fallo clamoroso de trama que se le perdona. Si es que más vale caer en gracia que ser gracioso.

alex-pierre lemaitre
Alex – Pierre Lemaitre

4-AlexPierre Lemaitre.

Lemaitre está de moda, no puedo evitar el “TE LO DIJE”. Llevo muchos meses recomendando “Alex” como una de las mejores novelas negras de la década. No me veréis recomendando “Vestido de novia” ni “Irène”, pero “Alex” es magistral. Gloriosa. Impredecible. Dura. Inteligente. Poco más puedo decir. Leedla. Perturbadora.

maldito united
Maldito United – David Peace

3-Maldito United –  David Peace.

Con Peace tengo una relación amor-odio, como también me pasa con Houellebecq (¿se escribe así?) pero con el fútbol solo tengo amor. Así pues, gana el amor con esta novela-no-novela que te sumerge en los entresijos más potentes del mundo oscuro de un club, el Leeds United de los 70, la historia fulgurante de Brian Clough, entrenador controvertido (aquí tuvimos a Mou), petardo y desmedidamente ambicioso, una novela que deja al bueno –ojo, quiero mucho al tipo- de Philip Kerr y su “Mercado de invierno” un poco en modo Barbara Cartland. Alguien me dirá “eso no es novela negra”, pero venga ya. Si lo escribe Peace lo es.

trilogia salgado
Trilogía Inspector Salgado – Toni Hill

2-La trilogía en bolsillo del inspector Salgado – Toni Hill (El verano de los juguetes muertos, Los buenos suicidas, Los amantes de Hiroshima)

Toni Hill, visionario, abandera el policial español con sus libros de bolsillo. De bolsillo. Con un par. Lo envidio profundamente, cada poco tiempo sale en Face una nueva portada traducida a cualquier idioma extraño, como Hergé con su Tintín, que estaba hasta en catalán hace muchos años. “Los amantes de Hiroshima” traducido a cantonés te deja sin fuerzas para escribir si tu propio libro solo está traducido al koruño…

Ahora en serio: Os vendo tres libros magníficos al precio de uno. Un mosso argentino (¿ein? ¿argentino?), Héctor Salgado, su colega Leire Castro, …Hill aprovecha sus novelas para hablar de los seres humanos, de sus problemas cotidianos, de cómo esos problemas cotidianos llevan al crimen. De cómo ese crimen perturba toda la realidad social, todo la cadena trópica que conforma el equilibro de la sociedad. Novelas profundas disfrazadas de best seller. ¿Quién da más?

marley estaba muerto-carlos zanon
Marley estaba muerto – Carlos Zanón

Y lo sé, me repito. Con el número uno…medalla de oro…

Marley estaba muertoCarlos Zanón.

¿Ya estás recomendando el Marley otra vez?

Si es que se recomienda poco.

Tenemos una mezcla entre Charles Dickens y Ana María Matute en el Guinardó. La verdad es que el Guinardó de Barcelona es un barrio que en Coruña correspondería con Labañou, poco literario a primera vista, pero, señores, la belleza está en el ojo del que mira, y el noir, por lo visto, también.

“Marley estaba muerto” es un libro de cuentos, pero también es una novela. La gente cuando hace libros de cuentos hace libros de cuentos, y cuando escribe novelas, escribe novelas. Zanón no. Zanón no escribe, compone. Cada página es una partitura que tienes que interpretar. Puedes leerlo una y otra vez, y cada vez es nueva, como las notas de una canción o una sinfonía. O una ópera, porque los personajes que pueblan los relatos de Marley podrían ser desgraciados protagonistas de un melodrama, amantes desdichados, bajos bufos vende elixires, Julietas moribundas o el propio Elvis trasmutado en Lázaro. De todos modos, Elvis no estaba muerto…¿no?

Reseña de Nieves Abarca