Archivo por meses: enero 2018

Reseña Reino de fieras, de Gin Phillips

Gin Phillips

Reino de fieras, Gin Phillips, 2018.
Suma de letras por Graziella Moreno

AUTOR: Gin Phillips nació en Montgomery, Alabrama. Es autora de cinco novelas. Su primera novela, The Well and the Mine, fue la ganadora del Premio Barnes & Noble Discover 2009. Desde entonces, su trabajo se ha vendido en 29 países. Trabajó como escritora de revistas durante más de una década, viviendo en Irlanda, Nueva York y Washington D.C., antes de regresar a Alabama. Actualmente vive en Birmingham con su familia.

 

Reino de fieras, de Gin Phillips

SINOPSI: Lincoln es un buen niño. Con cuatro años es curioso, inteligente y bien educado. Hace lo que su madre le dice y sigue las normas. Cuando un día feliz en el zoo se convierte en una pesadilla y Joan se ve atrapada con su hijo, deberá hacer acopio de todas sus fuerzas y encontrar el coraje para protegerlo a cualquier precio; incluso si eso significa cruzar la línea entre el bien y el mal, entre la humanidad y el instinto animal. Una línea que nadie imaginaría nunca traspasar. Pero, a veces, las normas son diferentes.

Comprar: Reino de fieras

Comprar: Regne de feres

RESEÑA: Los grandes autores como Stephen King, Joyce Carol Oates o John Connolly, construyen historias en las que los pequeños detalles enriquecen la trama y los personajes. Sin ellos, sus novelas no serían como son, ni los citaríamos como escritores que dejan huella en los lectores.
Esto no sucede en Reino de fieras. El punto de partida, la irrupción de hombres armados en un zoológico sembrando el caos y la muerte, es muy interesante, ambicioso, ideal para construir una buena historia tal y como lo hacen los escritores citados, sin embargo, lo cierto es que no consigue captar el interés. La acción transcurre en unas pocas horas del mismo día y ello debería dotarle de agilidad, crear una tensión narrativa que motiven una lectura fluida, pero la atención del lector decae. Da la sensación de que la autora olvida el propósito inicial de abordar una situación límite y opta por insistir una y otra vez en una innecesaria exaltación de la maternidad. Las escenas de la protagonista Joan y su hijo de cuatro años son excesivamente largas y salpicadas de referencias pasadas y presentes, alargando en exceso la historia ( 339 páginas), así como reflexiones sobre lo que supone ser madre, un tanto inverosímiles en la situación descrita. El personaje de Joan está lleno de clichés sobre la maternidad: “Eso es lo que haces cuando tienes un hijo ¿no? Abrirte a un dolor inimaginable y luego fingir que existen posibilidades”. Al lector no le interesa si la madre siente o no rechazo de los fluidos de su hijo o si a su hijo le gustan los presidentes norteamericanos. Lo que le importa al lector es lo que está sucediendo y en particular, la actuación de los agresores, muy poco definidos, ausentes en la mayor parte de la narración (solo en las últimas páginas se expone la razón de su conducta). Personajes como Kailynn y Margaret, mucho más atractivos que la madre y su hijo, no resultan apenas tratados. En definitiva, una novela bien escrita, recomendable para los adictos a todo tipo de thrillers.

Reseña: La ciudad de las mujeres desesperadas, de Megan Miranda

La ciudad de las mujeres desaparecidas, de Megan Miranda

La ciudad de las mujeres desaparecidas por Alberto Pasamontes
Megan Miranda
Lince Ediciones

La marcha atrás no es un método seguro.
Jo, nunca pensé que podría comenzar así una reseña. Pero me viene que ni pintado.
Me explico: tras un primer capítulo que sirve para situar al lector, la autora da un salto mortal y nos manda de cabeza quince días más adelante, el punto en el que se resuelve toda la trama. A partir de ese momento, los capítulos se nos presentan en orden inverso, marcha atrás, hasta que conocemos por fin la resolución del misterio. Esto, lógicamente, tiene su dificultad y un riesgo evidente: que el lector se pierda, puesto que el autor no puede darle detalles que sí conocen los protagonistas de la historia, que además deben actuar de acuerdo con esos detalles sin que a través de ellos se llegue a revelar nada importante hasta el momento adecuado. Por fortuna, Miranda demuestra un buen control de la situación y logra hacerlo con bastante pericia.
Nos ponemos en situación: Nicolette Farrell regresa a Cooley Ridge, la pequeña ciudad donde nació y creció, de donde se marchó diez años atrás huyendo de los recuerdos que le atormentaban después de la desaparición de su mejor amiga. Lo hace tras una llamada de su hermano para vender la casa familiar y conseguir así el dinero necesario para pagar la residencia y los cuidados que precisa su padre enfermo. Al poco de llegar, la desaparición de otra joven le obligará a revivir los recuerdos que permanecían ocultos en un rincón de su memoria y afrontar las presiones y secretos que parecen guardar gran parte de los habitantes de Cooley Ridge.
Megan Miranda elabora un exhaustivo retrato psicológico de la protagonista, así como de sus amigos y familiares. La historia nos es contada a través de los ojos de Nicolette, que actúa como narradora. Una narradora que, recordemos, sabe más de lo que sabe el lector. A través de un acertado ejercicio introspectivo, la protagonista busca en su interior las respuestas a los secretos que ella, y todos los demás, guardan para sí mismos. Porque aquí todos callan algo. Sin excepción. Y serán ese silencio, los secretos, las dudas, los juegos que se traen unos con otros, los que harán avanzar la trama hasta el final.
La atmósfera se hace pesada, húmeda, asfixiante, y la certeza de que todos saben cosas que el resto no conocen ayuda a elevar la tensión. El tiempo transcurre lento, pegajoso. Demasiado, quizás, porque los quince días que Nicolette pasa en Cooley Ridge se antojan demasiados, con lo que su cabeza vuelve, y nosotros con ella, a recordar la misma noche una y otra vez, haciendo que el ritmo se ralentice en exceso. Media centena de páginas menos le habría hecho bien a la novela. Un mal menor, en cualquier caso, para una historia contada de modo original y acertado. Porque en este caso, y a pesar del riesgo, la marcha atrás ha ido bien y tenemos una novela que funciona y que gustará a los amantes

Comprar: La ciudad de las mujeres desaparecidas

Presentación Elia Barceló vs Laura Gomara

Elia Barceló

Elia Barceló Estudió Filología Anglogermánica en la Universidad de Valencia (1979) y Filología Hispánica en la Universidad de Alicante (1981). Se doctoró en literatura hispánica por la Universidad de Innsbruck, Austria (1995).

Ha recibido el Premio Ignotus de relato fantástico de la Asociación española de Fantasía y Ciencia Ficción (1991), el Premio Internacional de novela corta de ciencia ficción de la Universidad Politécnica de Catalunya (1994) y el Premio EDEBÉ de literatura juvenil (1997).

Laura Gomara

Laura Gomara nació en Barcelona. Se licenció en Filología Clásica y ha trabajado como traductora, ayudante de escritores, profesora de escritura y en comunicación y producción editorial. Vienen mal dadas es su primera novela.

 

Presentación

Roca editorial y SomNegra te invitan a la doble presentación, de Elia Barceló ( El color del silencio) y Laura Gomara (Vienen mal dadas).

Te esperamos a la charla de las autoras el día 5 de febrero las 19:00h en la librería SomNegra (C/ Aragó, 108, BCN), después de la charla  Elia y Laura realizarán una sesión de firmas para todos los asistentes, si no puedes asistir a la presentación como siempre desde nuestra web puedes reservar tu ejemplar y nosotros te lo enviamos dedicado.

Compra dedicada: El color del silencio
Compra dedicada: Vienen mal dadas