El jardín de cartón, de Santiago Álvarez

compartir

El Jardín de Cartón – Santiago Álvarez – Novela policiaca – Almuzara 2016. por GRAZIELLA MORENO

Autor: Santiago Álvarez (Murcia,1973). Director de contenidos del festival literario Valencia Negra, que se celebra anualmente en la capital del Turia. Se inició en la literatura escribiendo relatos, muchos de los cuales han sido premiados y publicados en diversas antologías. Ha escrito, protagonizado y dirigido musicales y obras dramáticas, y ha grabado varios discos con distintas formaciones. Colabora habitualmente en programas radiofónicos sobre la historia de Valencia y ofrece charlas y conferencias sobre temas históricos y literarios. Asimismo es el primer profesor en España del software para escritores Scrivener, del cual realiza talleres presenciales. Tras la Ciudad de la Memoria (Almuzara 2015), novela que sirve de presentación a la quijotesca pareja formada por Berta y Mejías, El Jardín de Cartón es un nuevo caso de estos investigadores en una Valencia real e imaginada, donde el pasado tiene mucho que decir.

Sinopsis: En marzo, Valencia arde. El fuego, la pasión y la fiesta se adueñan por completo de la ciudad. Entretanto, las cosas han empeorado para el singular detective Mejías: los clientes escasean, los recibos se agolpan en su mesa y, para colmo recibe una notificación de Hacienda, que le hará cerrar su agencia el 20 de marzo, justo a la vuelta de Fallas. Tiene hasta entonces para reunir los 40.000 euros que nunca ha tenido.

Pasada la primera mascletá, Mejías y Berta, su joven e inseparable ayudante, son citados de forma misteriosa por Gaspar Aparisi, empresario que les propone una búsqueda descabellada: encontrar los restos del único whisky producido en tierras valencianas, hace ya doscientos años. Mejías quiere rechazar ese encargo, pero la recompensa es precisamente el dinero que necesita…

Reseña: Mejías y Berta, Berta y Mejías, vuelven a la carga y no en un escenario cualquiera. En una Valencia a punto de Fallas, se enfrentarán de nuevo a la corrupción: “Y a los ciudadanos les contaremos el cuento de caperucita y la democracia, que a todo el mundo le encanta. La gente no necesita poseer derechos, solo la ilusión de disponer de ellos”. El detective y su socia recorrerán la ciudad y otros escenarios, armado el primero de su gabardina bogartiana, con la que va a resistir las altas temperaturas, y no me refiero solo al clima, sino también a la compleja (y bien resuelta) trama que crea Santiago Álvarez, en la que aparecerán personajes únicos e inimitables. El autor nos atrapa en una historia a lo largo de 403 páginas con ese lenguaje fluido y rico que ya nos ofreció en La ciudad de la Memoria. Sus conocimientos sobre la historia de Valencia, las Fallas y hasta del whisky, que es la bebida favorita de Mejías, enriquecen la novela y la dotan de verosimilitud. Todo tiene una explicación, hasta la ironía, el sarcasmo y el aislamiento del detective tienen un por qué. En el caso de Berta, el personaje ha crecido, más lleno de matices y es el contrapunto perfecto a la amargura de su jefe. El pasado será una vez más esencial para comprender el presente. Impecable la historia que transcurre en 1913, he disfrutado mucho con ella,

Dice Mejías: “-Yo solo creo en los payasos de la tele. Y en San Bogart y Santa Bacall, patrones del gremio de detectives”. Después de leer esta buena novela de Santiago Álvarez una empieza a pensar lo mismo.

COMPRAR: El jardín de cartón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *