La paradoja del bibliotecario, de Ana Ballabriga y David Zaplana.

compartir

La paradoja del bibliotecario ciego

La paradoja del bibliotecario, Ana Ballabriga y David Zaplana, 2018 por Graziela Moreno.

Amazon Publishing. 

Autores: Ana Ballabriga y David Zaplana se conocieron en Valencia cuando él estudiaba ingeniería y ella psicología. Su compartida pasión por el arte de contar historias los llevó a hilar y escribir su primera novela. Unos años más tarde se adentraron también en el ámbito de la creación audiovisual y en 2006 fundaron su propia productora, ADN Visual. Después de recibir varios premios por cortometrajes y relatos, en 2007 se editó su novela Tras el sol de Cartagena, y en 2010, Morbo gótico.

Aunque continuaron escribiendo, sus siguientes obras permanecieron sin publicarse hasta 2015, cuando Tras el sol de Cartagena, encontró una segunda vida en Amazon. En 2016 presentaron también en esta plataforma la primera novela que habían escrito, Cruzado en el tiempo, y la última, Ningún escocés verdadero, ganadora del Concurso Indie de Amazon en 2016. En la actualidad ambos viven en Cartagena y compaginan el trabajo y la crianza de sus dos hijos con la escritura. 

Ana Ballabriga y David Zaplana

Sinopsi: ¿Qué hacer cuando tus peores miedos, tus más siniestras pesadillas, tus recuerdos más amargos se agazapan junto a ti, tras la puerta contigua, o duermen a tu lado, en tu misma cama?

Poco imaginaba Camilo, escritor de novela negra de gran éxito aunque de escasa altura literaria, que el hallazgo de una llave escondida dentro de una pistola que perteneció a su padre iba a desatar una serie de acontecimientos que revelarán secretos de sus seres más cercanos y de sí mismo. Poco a poco, los miembros de su familia se adentran en un laberinto infernal del que no saben escapar…acaso porque no existe salida.

En esta novela negra, coral y no exenta de crítica social, los personajes se ven envueltos en una espiral imparable de violencia en la que cada uno se muestra como víctima y verdugo, donde el claroscuro del alma humana aflora con todo su esplendor y muestra también su faceta más oscura. 

Reseña: Dice un proverbio chino: “la familia que acumula buenas obras tendrá dicha abundante; la familia que junta maldades tendrá desgracia sobrante”. Este aviso para navegantes puede aplicarse a la historia que cuenta esta novela. Tras un inicio impactante fechado en Cartagena en el año 2011, a lo largo de setenta y nueve capítulos, los autores desgranan una trama en la que el lector se verá atrapado hasta conocer el final. Porque nada es como parece en un principio, ni ninguno de los personajes es como aparenta. La paradoja del bibliotecario ciego, es una novela valiente que se atreve con todo, que tiene su base en una crítica social a las convenciones, a las etiquetas, que habla sin tapujos de las miserias de hombres y mujeres, de la manipulación, del maltrato, de quien se toma la justicia por su mano. “Muchas veces pensamos que en la ignorancia está la felicidad, cuando es todo lo contrario”, dice uno de los personajes y no puedo mostrarme más de acuerdo. Esa quimera soñada, la felicidad, no se consigue cerrando los ojos a la verdad o mirando hacia otro lado, porque los secretos de las familias que asoman en esta obra nos llevarán a comprender no solo su pasado sino también su presente y vislumbrar su futuro. Los silencios, las soledades compartidas, solo consiguen hacer la brecha más grande. Ninguno de los personajes está exento de caer en ese lado oscuro que todos tenemos. Sin embargo los autores tienden la mano hacia la esperanza: “¿Qué queda en la vida si no hay esperanza, si no tienes algo por lo que luchar?

Los pecados de los padres recaen sobre los hijos. Esta sentencia bíblica tiene sentido en esta historia de 463 páginas, bien escrita, directa, sin rodeos, con un ritmo vibrante, en la que resuenan ecos del maestro Borges y tiene como escenario una Cartagena moderna, invernal y oscura. ¿Y el por qué de ese título tan impactante? El lector deberá descubrirlo por sí solo en un apasionante ejercicio de lectura. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *