Las mejores reseñas de novela negra: Mis rincones oscuros, James Ellroy

compartir

Mis rincones oscuros, de James Ellroy

Mis rincones oscurosJames Ellroy por Ramona Solé

Comprar: Mis rincones oscuros

Lee Earle Ellroy, más conocido como James Ellroy, nació en Los Ángeles, California, el 4 de marzo de 1948. Es un escritor estadounidense, autor de las novelas en las que se basan los éxitos cinematográficos “L.A. Confidential” o “La Dalia Negra”.

Su madre, Geneva Odelia, era enfermera y su padre, Armand, era contable y antiguo gerente de la actriz Rita Hayworth. Después del divorcio de sus padres, Ellroy se fue a vivir a El Monte (California) con su madre. Cuando Ellory tenía solo 10 años, su madre fue violada y asesinada. La policía nunca encontró al responsable de los hechos, y el caso quedó sin resolver. 

James Ellroy ha alcanzado gran notoriedad tanto por sus libros, como por lo especial de su personalidad. Esta novela o biografía, parte de un hecho trágico que forzosamente tuvo que marcar la vida del escritor. No ha de resultar fácil relatar la crónica del asesinato de tu propia madre, quizás por eso lo hace desde cierta distancia. 

En la primera parte, “La pelirroja”, nos relata el hallazgo del cadáver, la investigación, nos muestra el entorno, el valle de St. Gabriel, formado por una fauna muy diversa y peligrosa, aunque en la zona no había casi asesinatos. El monte “La ciudad de las divorciadas”. Ellroy escribe sobre ello con una redacción que se asemeja más a los informes policiales que a una novela. Paso a paso, seguiremos los hechos y las investigaciones que llevaron a la policía a un punto muerto. 

En la segunda parte, “El niño de la foto”, con aires más novelísticos, nos relata su vida partiendo des del asesinato, cuando solo tenía diez años. Nos abre las puertas a su intimidad, no solo nos muestra lo que paso a lo largo de los años,  nos abre la puerta a sus pensamientos, deseos, obsesiones oscuras y perturbadoras, probablemente a causa de la no resolución y todas las incógnitas que acompañan a la muerte de su madre.

Viviendo con una figura paterna, que más que permisiva estaba llena de despropósitos, crece sin guía, rodeado de suciedad y pobreza. Su infancia y adolescencia marcada por la obsesión por los asesinatos de mujeres, robos, radicalismo, racismo, voyerismo, drogas… Una trayectoria vivida a trompicones, sin figuras adultas de referencia estables, a veces con malas compañías, a veces siendo él una pésima influencia para sus amigos. 

Tiene miedo a la locura, pero también a estar demasiado consciente y tener que enfrentarse al análisis de su vida. Cuando la vida es un trauma continuo: “La cárcel no resultaba algo tan jodidamente traumático

Durante todo el libro nos habla de muchos otros casos de asesinato. La tercera parte, “Stoner”, lleva el nombre del detective del caso de su madre, y es un cúmulo de casos y más casos diversos, también con una narración directa, estilo documental.

En la última, “Geneva Hillikeer”. Empieza cuando el autor, con cuarenta y seis años, decide ver el expediente de su madre. En esta parte nos abrirá otra ventana a la vez que la abre para él.

Un libro especial, una biografía llena de tragedia y dolor anestesiado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *