Mis momentos, de Andrea Camilleri

compartir
Mis momentos – Andrea Camilleri

Mis momentos – Andrea Camilleri por Fernando Terrádez

“No hay que estirar la pierna más de lo que alcanza la manta”

Andrea Camilleri, Mis momentos

Biografía

 Andrea Camilleri (Porto Empedocle, Sicilia, 1925) es mundialmente conocido como el creador del comisario siciliano Salvo Montalvano, personaje principal de una saga de novela negra que se inicia en 1994 con La forma del agua. Este peculiar comisario ha protagonizando más de veinte novelas que han sido llevadas a la televisión en una serie supervisada por el propio autor.

Según cuenta Paco Camarasa en Sangre en los estantes, Camilleri quiere homenajear a Manuel Vázquez Montalbán, no por haber creado al detective Pepe Carvalho, sino por la lectura de El pianista, novela que le ayudo a salir del bloqueo mientras escribía La opera de Vigàta.

Además de escribir novela negra, Andrea Camilleri ha sido director teatral con obras de autores como Luigi Pirandello, Eugène Ionesco, T.S. Eliot y Samuel Beckett, y productor y coguionista de televisión de la serie del inspector Maigret de Simenon o las aventuras policiacas del teniente Sheridan.

Sinopsis

A través de una serie de historias breves, con títulos fácilmente reconocibles como Antonio Tabucchi, Pier Paolo Pasolini, Arthur Adamov, Breve encuentro con Primo Levi, y otros más idiosincrásicos y personales como La confesión, La Federala, La Sarduzza, U zù Filippo o Foffa, Andrea Camilleri hace un repaso de sus experiencias vitales, centrándose principalmente en su adolescencia y juventud durante un periodo histórico fundamental en Italia, que abarca de los años cuarenta a los sesenta del siglo pasado. Camilleri escribe sus vivencias sobre el fascismo, la guerra, la política, la filosofía, la literatura, el teatro, y cómo éstas han influido en su manera de pensar y de escribir. Es un breve compendio de la sociedad italiana de la época a través de la vida del escritor. Podría llamarse el oficio de escribir o el oficio de vivir, pero Camilleri no escribe un manual, nos hace un retrato de los momentos y las personas que más le marcaron en un momento de su existencia.

 Reseña

 Este es un libro vital, por lo que nadie espere encontrarse recetas de escritura, y menos aún reflexiones sobre la novela negra. Trata de un periodo en la vida de Andrea Camilleri anterior a su faceta de escritor de novela negra.

Nos cuenta sus experiencias en el mundo del teatro, en el instituto, en el amor, en la familia, con una galería de personajes, algunos de los cuales son dramaturgos, novelistas y filósofos consagrados, mientras que otros pertenecen al universo de las amistades y conocidos del escritor. Todos estos personajes siempre aparecen retratados desde el prisma de un escritor mediterráneo, y creo que este aspecto es lo que hace que merezca leerlo. En estas breves historias te estás impregnando de la sociedad y el carácter italiano de la época del neorrealismo.

Además, aunque parezca que todas las historias tienen un carácter autobiográfico, Camilleri no deja en ningún momento de narrar, de contar. Podemos considerar las historias como fragmentos de la vida del escritor, pero también podrían ser perfectamente narraciones breves que te conmueven, que podrían ser parte de una película de Rossellini, De Sica, Fellini o Visconti. Son momentos en la vida de Camilleri que los imaginas en blanco y negro, como cualquier película italiana de esa época. Podemos encontrar penuria y tristeza, como en Foffa, júbilo, como en El capitán Campanella, rabia, como en La Sarduzza, reflexión, como en La confesión, y mucho costumbrismo, como en U zù Filippo o Don Sasà. Destacan también los encuentros con escritores, como en Antonio Tabucchi, dramaturgos, como en Arthur Adamov, y cineastas como en Pier Paolo Pasolini o filósofos, como en Benedetto Croce. Solamente encuentro un inconveniente menor en la lectura de este libro: es difícil reconocer a ciertos personajes de la época si no eres un conocedor de la cultura italiana en profundidad.

Recomiendo algunas historias simplemente magníficas, como La confesión, La Federala, Maria Cosenza, El capitán Campanella, La Sarduzza, U zù Filippo, Don Sasà, David, más conicido como Pippo o Foffa, que son una declaración de principios sustentados en momentos vitales. Todos contados desde la perspectiva humana, tierna, experimentada, mediterránea, de un autor que mira hacia el pasado como si hubiera sucedido hace un momento.

COMPRAR: Mis momentos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *