Ni un dólar partido por la mitad, de Sergio Sinay

compartir
Ni un dólar partido por la mitad, de Sergio Sinay

Ni un dólar partido por la mitad – Sergio Sinay, edita Navona por José Rasero Balón

Publicada en los años 70 –y recuperada en 2013 por Navona Editorial para su colección negra– esta novela breve convirtió a Sergio Sinay en uno de los precursores, junto a Juan Sasturain, Osvaldo Soriano o Ricardo Piglia, del noir argentino.
Narra el secuestro de Robert Chambers Stone, Número Dos de la filial argentina de una gran empresa norteamericana, pero –sobre todo– nos describe la sacudida que se desencadena –de forma paralela a su forzada desaparición– en su mundo, en las personas que forman parte de la desahogada y estructurada vida del señor Chambers: hombre hecho en la tradición (padre, abuelo) del esfuerzo, querido por su empresa, con una familia perfecta.
Como si de una partida de ajedrez se tratase esas personas jugarán sus piezas, sopesando los pros y los contras de cada movimiento, con la vista puesta en el desenlace del secuestro. Mientras, el Número Dos recorre aterrado, y hundido en tortuosas reflexiones, de un lado a otro un mísero cuartucho de dos metros por dos.
Su mujer, Edith Carranza, con quien tiene un hijo de nueve años al que apenas prestan atención, ve en la potencial pérdida de Robert una oportunidad de liberación de su frío matrimonio. El alto ejecutivo y compañero de la empresa, Alberto Méndez Travis, vislumbra la posibilidad de saciar al fin su deseo por Edith. James Richard Elton, miembro del directorio de la compañía, confía en colmar sus aspiraciones y alcanzar el ansiado Número Dos. La secretaria y amante de Robert Chambers, Ana María Dubini, presa de la incertidumbre por su futuro en la empresa, reconsidera los requerimientos de su novio para casarse. Y el Número Uno, Edwing Rotbart, el gran jefe, hace cálculos y un estudio sobre el funcionamiento de la empresa –sin Chambers– a los nueve días de su secuestro. A todo esto, el comisario Darío Sánchez no parece tener un solo indicio para resolver el caso.
Con estos personajes –bien construidos, pero sin llegar ninguno, en mi opinión, a la categoría de gran personaje– y un estilo directo, con frases cortas, uso certero de símiles e imágenes, diálogos eficientes, traza Sergio Sinay un thriller psicológico que consigue atraparnos, más que por la resolución de la historia, por la evolución de la misma. A ello contribuye la alternancia de la primera persona –que nos sitúa desde el inicio en el desenlace– con una tercera persona omnisciente que presenta los hechos desde su comienzo.
Antes afirmé que la novela carece de un gran personaje, sin embargo, cabría señalar uno que se alza sobre todos los demás: The Running Corporation Argentina Inc. La compañía –americana– puede ser vista como un trasunto del Estado argentino –de cualquier estado sudamericano de aquella década– cuyo destino se rige por el capital de los grandes emporios estadounidenses; que es tratado como la “gran y última persona” a la que todos deben sumisión –y la vida–, y que, según señalan algunos críticos, conforma la metáfora perfecta de las estructuras de las dictaduras latinoamericanas.

Comprar: Ni un dólar partido por la mitad

Sergio Sinay

Sergio Sinay (Buenos Aires, 1947) es escritor, periodista y psicólogo. Como novelista ha publicado cinco narraciones negras, Ni un dólar partido por la mitad (1975), Sombras de Broadway (1983), Dale campeón (1985), Es peligroso escribir de noche (1992) y Noruega te mata, esta última en 2015.
En 1993 ganó el Premio de Ensayo del diario La Nación. Le gusta el cine, la gastronomía y los deportes, especialmente el fútbol.

 

Un pensamiento sobre “Ni un dólar partido por la mitad, de Sergio Sinay”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *