Archivos de la categoría Nuestros autores recomiendan

José Ramón Gómez Cabezas nos recomienda sus novelas negras

cabezasJosé Ramón Gómez Cabezas – El ataque Marshall

Estas son 5 de mis novelas negras preferidas, al menos aquellas, que tuvieron la virtud de descubrirme nuevos paisajes literarios y que aún recuerdo con especial cariño. Esta mini lista igual requiere una más amplia justificación, dada la antigüedad de algunos títulos y quizás también, el corto recorrido en primer plano y estanterías que algunas de ellas tuvieron.

sucios

Mundos sucios de José Latour. Fue el primero, al menos el que yo leí, luego Semana negra de Gijón fue descubriéndome autores y amigos, tan interesantes como Latour, Justo Vasco, Amir Valle, Lorenzo Lunar, mucho más tarde descubría a Padura. Esa Cuba con sombras sí que era la que yo conocí en el año 98. Un tipo de literatura tan negra como la desesperanza. Imprescindibles.

 

 

mara

La Mara de Rafael Ramírez Heredia. Ganó el Hammet en el 2005 y lo que a mí me sorprendió fue el respeto que todos los autores le reconocían al maestro Heredia. Esta novela fue un gran descubrimiento y aun hoy recuerdo la cantidad de emociones que me provocaba, desde el rechazo hasta la admiración más morbosa. Nada convencional, pero acongojante por lo realista. 

 

 

 

 

 

las-marismasLas marismas de Arnardul indridason. Probablemente no sea el primero, mucho antes nos conquistaron tanto Mankell, como Maj Sjöwall y Per Wahlöö, durante, estuvieron Larsson y todos lo que quisieron los editores, después, o quizás a la par, Nesbo, y podía ser válido haber traído cualquiera de los mencionados, pero Indridason me conquistó, puede que por el paisaje aún más decadente que en todas las otras, porque estuviera ambientada en una isla maravillosa como Islandia dónde nunca ocurre nada o puede simplemente, porque fuera muy, pero que muy bueno este autor.

COMPRAR: Las Marismas

 

camino-de-idaCamino de ida y Chamamé de Carlos Salem y Leonardo Oyola. La semana negra del 2008 me descubrió a estos dos autores inigualables, de los que podría recomendar cualquiera de sus novelas, pero esas dos primeras fueron como conocer a esa chica. Argemí y mucho otros venían de allá con un pasado que te da fuerzas de vendaval. Estos dos, no la necesitaban, su fuerza era otra, igual de arrolladora, con la misma intensidad, pero con matices de hierba mate sabor desencanto. Además, publicada por una pequeña editorial (Salto de página) que no paró de cosechar éxitos posteriores con el propio Salem, Biedma, Luján y un largo etcétera de imprescindibles también

COMPRAR: Camino de ida

 

la-feriaLa feria del crimen. La recopilación de cuentos que Lengua de trapo publicó en el 2007 la guardo entre mis favoritas. Los 18 relatos que contienen, por un lado, denotan la cantidad de buenos autores que poseen nuestro vecinos del norte y por otro, la incomprensible certeza de no tener traducidos a muchos de ellos. Problemas de traducción, alegan los que tiene más contacto con editores. Lo cierto es que se la recomiendo si quieren leer uno de los mejores libros de relatos que yo me haya echado a la vista, aunque si se encolerizan luego porque no encuentran más publicaciones de muchos de los autores, no lo paguen conmigo, yo les advertí.

J.M Sánchez nos recomienda lo mejor en novela negra

j-m-sanchez

J.M Sánchez  Nació en 1966 en la ciudad de Córdoba. Emocionado por la reflexión radiante de su profesor y maestro Fernando Riaza, cursó estudios de Filosofía Pura en la Universidad de Sevilla. Recién licenciado, inició labores de documentación y guión para documentales televisivos, al tiempo que se encargaba de la corresponsalía de un periódico de implantación nacional, etapa que lo disciplinó en el manejo sintético y preciso del lenguaje escrito. Tres años más tarde, fue becado por la Fundación Épsilon, impulsada por la cátedra de griego de la Universidad de su ciudad, hasta que, en 1996 –ya como profesor- y hasta el día de hoy, se hizo cargo de las materias de Historia de la Filosofía e Historia del Pensamiento Político. Su relación con la literatura es tan larga como su vida. Es organizador del Certamen de relatos La plaza del bar, de la Asociación Cultural Abades, de la ciudad de Córdoba, desde 2011. Ha sido finalista del I concurso de novela breve de Navalmoral de la Mata y ganador del VI Certamen de Relatos El mundo esférico. Con Jazz Café fue el IX Premio Internacional de Novela Negra Ciudad de Carmona.

TRES NOVELAS NEGRAS QUE NO TIENES QUE PERDERTE.

mas-dura-sera-la-caida

Más dura será la caída (Harder They Fall, 1947), de Budd Schulberg, es la más famosa de sus novelas dentro de una producción no muy extensa. Fue llevada al cine, con éxito, un década más tarde. Precisamente. Precisamente, su otro gran éxito creativo estuvo directamente vinculado a la industria cinematográfica, al conseguir, en 1954, el Oscar al mejor guión con La ley del silencio.

El motivo que me ha decidido a comentar esta novela es su pertenencia a un subgénero negro muy interesante, el del mundo del boxeo. Con esta temática nacieron obras cienmatográficas de altísima calidad, y, aunque en menor número, también excelentes novelas. De entre estas últimas, creo que merecen ser destacadas Nunca llega la mañana (Never Come Morning, 1942), de Nelson Algren y Fat City (Fat City, 1969) de Leonard Gadner. Aunque, en mi opinión, la más brillante es la que aquí os propongo, Más dura será la caída. Todas estas obras, bien cinematográficas, bien literarias, fueron construidas por grandes creadores que, al tiempo, tenían unas fuertes convicciones sociales, lo que provocó que, en los Estados Unidos de postguerra, no pocos fuesen víctimas de la Caza de Brujas puesta en marcha por el macartismo en los primeros años de la década de los cincuenta.

La novela que os presento está narrada en primera persona por Eddie Lewis, un periodista deportivo que ve cómo su prestigio e influencia se van desvaneciendo. Nick Latka, un hampón sin escrúpulos metido mánager, le hace una tentadora oferta de trabajo a cambio de que escriba artículos favorables con los que inventar un falso campeón de los pesos pesados, el Toro Molina, conocido como “El Gigante de los Andes” o “El Toro Salvaje de la Pampa”, y hacer mucho dinero.

Con estos mimbres, Schulberg construye un relato magnífico. Con personajes tridimensionales, con dilemas morales o con una moral pútrida. Y un peso fundamental del conflicto social, la explotación entre clases sociales. El resultado es una novela negra que se instala perfectamente en el género y que se gana a pulso un lugar destacado.

Antes de terminar, me gustaría señalar dos elementos de detalle de Más dura será la caída. En primer lugar, como motivo que impulsa el guión, Schulberg se vale de un hecho real. Se trata de un combate celebrado en septiembre de 1923 entre Luis Ángel Firpo, boxeador argentino, y el norteamericano Jack Dempsey que defendía el campeonato mundial de los pesos pesados. El resultado fue la derrota del argentino pese a que consiguió arrojar al campeón fuera del ring con un golpe brutal. Este hecho se recuerda en Argentina, desde entonces, como un combate robado. Schulberg pone este asunto al servicio de Eddie Lewis, el periodista, que lo utilizará como publicidad vendiendo que el Toro Molina viene a vengar a su compatriota Firpo.

Por otra parte, quiero señalar que estamos ante una narración tensa, muy social, dura, seca, un ejemplo claro de novela negra y que, sin embargo, no acude a ningún asesinato para fluir con eficacia hasta el final.

todos-muertos

Todos Muertos, (All Shot Up, 1960), de Chester Himes, es la 5ª entrega de su Ciclo Harlem, una serie que contaría con un total de 11 entregas entre 1957 y 1993. La serie Harlem es el conjunto de textos que más interés me despierta de la obra de Himes por motivos objetivos pero, sin duda, también personales. De esto quiero hablaros.

Con la elección de Todos Muertos, (All Shot Up, 1960), no afirmo que sea la mejor novela de Chester Himes –no las he leído todas-, pero sí que es mi novela favorita de entre las suyas. Me atrapa su velocidad, la actividad agresiva e imparable con que se va tejiendo una trama cada vez más densa y difícil de seguir y que sucede en muy poco tiempo –en las primeras 100 páginas, apenas transcurren seis o siete hora, la novela al completo se desarrolla en dos días- y la pareja de detectives de dan unidad al ciclo, Coffin Ed y Grave Digger, dos canallas entrañables. Pero lo que verdaderamente me apasiona de esta novela es que recoge el núcleo esencial del universo literario de Himes y, en especial del Ciclo Harlem. Cuando oímos hablar de clásicos black americanos, un automatismo del imaginario compartido nos lleva a Higsmith, a Hammett, a Chandler y a los años cuarenta. Sin embargo, Himes brilla también como un clásico mostrándonos los últimos cincuenta y los primerísimos sesenta en las primeras novelas de la serie. Lo que me atrapa en Todos Muertos es la magnífica atmósfera, poliédrica y sin fondo que se recrea en esta. Es el ambiente convulso y atrayente en el que Martin Luther King sumaba más de diez años de acción directa; Malcolm X ya era Malcolm X y se intuyen los primeros acordes de funk. En Todos Muertos encontramos negros con sombrero de ala ancha, gays de hermosísima feminidad contoneándose ante su viril marido, ron y whisky, pistolas, revólveres, navajas, tiroteos de fuego cruzado de acera a acera, baile en la calle, celos, travestidos, y una celeridad y una acción que, una década más tarde, recogería el fenómeno cinematográfico y musical del Blaxploitation. Esta novela es negra porque es puro Hardboiled, pero también es negra porque es racial, groove, y con una estructura muy lejana a ser pétrea, antes bien, resulta agilísima porque se nos muestran al tiempo varias líneas paralelas de acción que dan a la novela una vitalidad a ritmo del soul. Abre las páginas de Todos Muertos y te parecerá oír desde el principio Papa´s got a brand new bag.

el-premio

El Premio, de Manuel Vázquez Montalbán, publicada en 1996. Con la última novela que quiero comentar, no descubriré nada a nadie, porque se trata, como ya han comprobado, de una novela de Manuel Vázquez Montalbán. No pienso repetir lo que tantos y mejor que yo han explicado de su obra, tanto en prosa negra como en poesía o en prosa en general. Simplemente quiero reflexionar sobre uno de sus textos de la Serie Calvalho, del que creo no equivocarme si afirmo que tiene un sentido muy distinto a los restantes textos de la serie. Estoy hablando de El Premio, de 1996, y lo primero que he de hacer es intentar demostrar alguna de mis últimas afirmaciones, si no quiero que pasen por infundadas o gratuitas. Cuando afirmo que El Premio se orienta de modo distinto al resto de las novelas de nuestro género, quiero decir que el reflexiva y esto tomado en sentido literal. En esta novela, Vázquez Montalbán claro que pone a Calvalho a funcionar -por cierto, que un Calvalho cansado, casi viejo, que vuelve a Madrid, sin gana ninguna, quince años más tarde de que viniese a resolver un Asesinato en el Comité Central del PCE-, pero lo hace porque Pepe Carvalho sólo sabe hacer eso. En un hotel de altísima gama, se entregará el premio literario mejor pagado de la historia. A la cena acudirán las más finas –y afiladas- plumas del panorama internacional. Pero el presidente de la editorial y financiero especulador, aparecerá muerto. Y ahí ataca Pepe Calrvalho. Pero esta investigación permite a Vázquez Montalbán reflexionar sobre la escritura en general, sobre la novela negra y, sobre todo, sobre los escritores, esos seres ansiosos por asegurarse el futuro incluso más allá de su propia muerte. Y es por esto que llamo reflexiva a la novela, porque trata sobre la novelística misma mirándose el ombligo.

Creo que lo que Vázquez Montalbán pretende con este texto es mostrar en el escaparate dos hechos no relacionados directamente con lo que hay ahí fuera, sino, como decía arriaba, con asuntos relacionados con el hecho de escribir, con la literatura y los literatos. El primero de estos asuntos es recordar un tópico que, a fuerza de serlo, es cierto. El escritor es un ser hambriento. Ni se os ocurra suponer que me he puesto estupendo y épico. No hay metáfora ni poesía en la frase. Todo lo contrario, hago esta afirmación en el sentido más prosaico, en el literal y decimonónico, según el cual, para el escritor, era necesario empeñar las ropas y, con ese fondo, poder acabar alguna novela que entregar a la editorial y, por fin, desempeñar las ropas. El escritor, salvo excepciones, debe hacer cuentas, mirar precios, acudir a las ofertas. Aunque en El Premio encontraréis personajes muy por encima de vivir esas penurias, pero, a la base de sus comportamientos, se intuye esa motivación, la de no conocer la repuesta a qué comeré mañana, aunque se concrete mucho más hasta tomar la forma de ¿Tendré Moët & Chandon con que acompañar estas fresas en el desayuno?

El segundo asunto que expone el novelista, íntimamente relacionado con el primero, es el estado de las almas de los escritores en constante actitud en pie de guerra. El miedo al hambre, a la soledad, a ver desvanecerse su propia firma, muestra en esta novela una jauría de escritores dispuestos a ensangrentar sus fauces con la vida de los demás, sobornar hasta lo insobornable o vender su alma incluso a Dios. Y todo con una contenida ira y una elegancia incorruptible en el modo de sostener la copa. La inteligencia, la aguda ironía y la ocurrencia -¿quién, si no Vázquez Montalbán, puede hacer barman muy especializado a un doctor en filología hispánica?- son las armas con las que nuestro novelista retrata los distintos caracteres de los escritores aspirantes al premio, inspirados en escritores reales incluido el propio autor, pero con nombres ficticios. No os la perdáis.

Ah, los aficionados al whisky, tomen nota.

Paco Gómez Escribano, nos recomienda lo mejor de la novela negra

Presentación Lumpen II 7-3-15
PACO GÓMEZ ESCRIBANO

Os presentamos a Paco Gómez Escribano y su recomendaciones de novela negra

Es Ingeniero Técnico Industrial en la rama de Electrónica. Sus poemas y relatos están publicados en diversas antologías, ya que ha sido finalista en distintos premios. Suele frecuentar y participar en los principales festivales de Novela Negra de la geografía española. Ha escrito en la Gansterera y actualmente reseña y escribe artículos en su blog de Culturamas: (http://blogs.culturamas.es/pacogomezescribano). Además, es particularmente activo en sus cuentas de Twitter y Facebook.
Hasta ahora ha publicado dos novelas con la Editorial Ledoria: El círculo alquímico (2011) y Al otro lado (2012), calificados como “Thrillers esotéricos”, con gran éxito entre sus lectores.

Con su tercera novela, Yonqui (2014, Editorial Erein), cambia de registro, decantándose por el género negro, situando la escena en su barrio, Canillejas, al que tiene dedicadas otras dos novelas aún sin publicar y que formarán, según sus propias palabras, la Trilogía de Canillejas.

Lumpen (2015, Editorial Pan de Letras) es su cuarta novela y abre la colección de novela negra “Pan Negro”, dirigida por Xavier Borrell.

También ha participado en varias antologías de relatos cortos, tanto generalistas como de género negro, entre ellas el libro de relatos de la revista Fiat Lux y o “Todos son sospechosos“, junto a otros escritores de género negro ya consagrados. Acaba de editar Manguis (2016, Editorial Erein)

el demonio vestido de azul
EL DEMONIO VESTIDO DE AZUL – NOVELA NEGRA

El demonio vestido de azul, de Walter Mosley

Es la novela que inicia una de las mejores sagas de novela negra de toda la historia. Aunque hay doce escritas, faltan por traducir las tres últimas. Todas ellas destilan mucha violencia y desesperanza, sobre todo como consecuencia del problema racial en Estados Unidos a lo largo de muchas décadas. Easy Rawlins es negro, se busca la vida como puede y frecuentemente trabaja de detective. Tiene imán para los problemas que generalmente resuelve con la ayuda de su amigo Mouse, un gángster de manual. Walter Mosley ha sido elegido Gran Maestro por la Mystery Writers of America (MWA), un galardón que recibió en el marco de un banquete anual que se llevó a cabo en el Hotel Grand Hyatt de Nueva York el jueves 28 de abril de 2016.

COMPRAR: El demonio vestido de azul

Parker, de Richard Stark

En realidad Richard Stark es uno de los pseudónimos utilizado por el escritor de novelas negras Donald Westlake. Parker es un personaje que va por libre. Comete atracos y no suele meterse con nadie. Pero como se metan con él, es quizás uno de los tipos más duros que ha dado la novela negra. Cualquiera de los libros de la saga es espectacular, aunque la mayoría están sin traducir. La versatilidad de Westlake es una de sus mayores características. Evolucionó desde la novela negra tradicional hacia la sátira y después a la parodia de lo criminal. Ahora bien, con el pseudónimo de Richard Stark nos ha legado algunas de las historias más duras del género negro.

COMPRAR: Richard Stark

Una novela quinqui, de Gabi Oca Fidalgo

Cuando cae en nuestras manos una «crook story», es decir, una novela escrita desde el punto de vista del delincuente, esta debe ser creíble, debe tener verosimilitud, algo que tenemos asegurado cuando el autor es Gabi Oca, que basa gran parte de sus escritos en lo vivido por él mismo. En la novela, se narran las aventuras de dos chavales cuyo tránsito de la infancia a la delincuencia juvenil es un calco de tantas otras historias. La novela nos hace viajar hasta los ochenta, década en la que proliferó un especial tipo de delincuencia alrededor de la heroína. El estilo de Gabi es certero, brillante, escupe las frases tal y como le vienen. Por tanto nos encontramos con un lirismo muy salido de las entrañas y con un realismo que se estrella en cada párrafo contra el cerebro del lector. El lenguaje está muy cuidado, con la jerga de la época, y con la propia participación del autor de forma secundaria en algunos de los episodios.

protesis
PROTESIS – NOVELA NEGRA

Prótesis, de Andreu Martín

Me parece quizás la mejor novela negra de su época. Aún hoy se lee sin perder ni un ápice de su originalidad. La historia de venganza que se nos plantea en sus páginas alcanza niveles muy altos literariamente hablando, todo ello aderezado de mucha violencia y sentimientos muy intensos por parte de los protagonistas.

COMPRAR: Protesis

madrid frontera
MADRID: FRONTERA – NOVELA NEGRA

Madrid: frontera, de David Llorente

Una novela negra postapocalíptica situada en un Madrid controlado por una oscura corporación, con una carga de crítica social muy fuerte. Además, el estilo narrativo del autor aporta un plus de calidad y mucha tensión narrativa con respecto al lector. Muy cruda y preocupantemente realista en muchos de sus aspectos. Una puta maravilla.

COMPRAR: Madrid: Frontera