Noxa, María Inés Krimer

compartir
Inquietante y peligrosa como la red de una tarántula africana.

Noxa – María Inés Krimer – Revolver editorial por Germán González

Pese a la originalidad que destila la novela de la autora argentina María Inés Krimer no hay mejor forma de resumirla que con una frase de una de las mejores obras de la literatura, ‘La Peste’ de Albert Camus: “la peste había quitado a todos la posibilidad de amar e incluso de amistad, pues el amor exige un poco de porvenir y para nosotros no había ya más que instantes”.

Precisamente la novela de Camus está muy presente en este libro que por mucho que tenga las premisas clásicas de una novela policíaca, con sus cadáveres, su investigación y sus búsquedas, no deja de ser el viaje proustiano de la protagonista para salir de la soledad en la que se encuentra. El planteamiento es muy simple: una periodista es enviada a una ciudad rural, que conoce muy bien ya que pasó allí parte de su infancia, a investigar para un artículo si los productos fitosanitarios con los que se fumiga el campo tienen componentes cancerígenos que afectan a la población, principalmente a los recién nacidos y a los niños.

La investigación para el reportaje se mezcla con la búsqueda de su mejor amiga de la infancia, con la que había compartido muchos momentos, y que flota como un fantasma durante toda la novela. Incluso la resolución de los misterios convergen en el mismo punto, un poco precipitado, y eso que el libro no es muy extenso, no tiene más de 155 páginas, y el argumento no da para mucho más. Pero esa limitación del espacio en el que transcurre la obra, una ciudad rural en Argentina, y la repetición de los personajes que interactúan con la protagonista no se hace pesado para el lector.

La gran habilidad de Krimer es saber crear un ambiento muy opresivo con frases cortas, duras y directas. Apenas usa las palabras justas para describir una situación, una sensación o un lugar y es capaz de transmitir la congoja de la protagonista y su desesperación por llegar al fondo del misterio, aunque poco a poco la excusa inicial del reportaje se diluye en una búsqueda de un sentido a su vida. Mención aparte merecen los personajes que rodean a la protagonista y que, a diferencia de lo que supone el lector de la novela al iniciarla, la ayudarán tanto que a veces parece que le dan excesiva información con la intención de confundirla.

La autora explora toda una gama de matices en estos secundarios que demuestran que no son ni buenos ni malos. Tampoco servirían para escribir un artículo de denuncia social sobre el uso indiscriminado de los pesticidas en la salud de la población, aunque van de fábula para virar la forma de ser de la protagonista. Además, la autora usa muchos términos propios de la comunidad judía de Argentina, ya que la ciudad rural fue fundada por emigrantes, lo que supone una aproximación a real y verosímil a una cultura propia de este país y tener que usar buscadores de internet para saber el significado de algunas palabras (las propias argentinas se pueden entender las de raíz yiddish cuesta más), y así no perderte en la novela.

 Krimer nació en 1951 en Paraná aunque reside en Buenos Aires. Ha publicado varios libros de relatos y novelas. Con ‘La Hija de Singer’ ganó el primer Premio del Fondo Nacional de las Artes y en 2011 obtuvo el Letra Sur con ‘La inauguración’. Tiene tres obras protagonizadas por la detective Ruth Epelbaum, la última ‘Sangre Fashion’. Sus novelas se han traducido al alemán y al italiano.

Comprar: Noxa

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *