Reseña novela negra, El diablo en cada esquina, de Jordi Ledesma por Montse Galera

el diablo en cada esquina

EL DIABLO EN CADA ESQUINA – JORDI LEDESMA

El diablo en cada esquina: novela finalista del IV Premio Pata Negra del Congreso Negro de Cine y Novela de la Universidad de Salamanca. (Alrevés), 2015.

Jordi Ledesma (Tarragona, 1979) cursó estudios artísticos en la Escola Taller D´Arts i Oficis de Tarragona.

Es autor del poemario Agua de mayo (Silva, 2003) y de Narcolepsia (Alrevés, 2012), novela finalista de los premios literarios de la XXV Semana Negra de Gijón en la categoría de mejor primera novela negra. Y finalista de los premios leemisterio.com, en la edición de 2012, como mejor novela nacional. Narcolepsia ha sido publicada en México con el título de Narcosis (Ediciones B, 2014).

Es guionista del cortometraje Checkout (Quartofilms, 2015), basado en un cuento homónimo, también del autor.

Reseña:

La primera vez que nos vimos las caras literariamente con Jordi Ledesma fue gracias a su magnífico relato “El eco inexistente” que formaba parte de la antología “Diez negritos- Nuevas voces del Género negro español” publicado por Alrevés; coordinado y prologado por Àlex Martín Escribá y Javier Sánchez Zapatero. Estos aseguraban en el prólogo que Jordi Ledesma, junto a Alexis Ravelo y Carlos Zanón, son “cultivadores de un tipo de novela criminal de tono desesperanzado y con cierto gusto por lo sórdido y especialmente atinados en la descripción de ambientes y la construcción de personajes.”

Bueno, como estoy dispuesta a comprobarlo, empiezo con “El diablo en cada esquina”.

Se trata de una novela breve pero impactante. Urdida con un elenco de personajes perfectamente enlazados por la codicia, la casualidad, la mala suerte y un botín muy particular de ubicación inquieta.

Policías permisivos y corruptos, una prostituta, mafiosos, víctimas y sicarios se encuentran magníficamente imbricados en la construcción de una pirámide de poder en la que nadie está exento de sentir temor. Ledesma nos describe un “Miedo sin sinónimos, ni adjetivos. Miedo de verdad, de ese que se mete en el sueño y en la comida.” Y nos recuerda que “Todos los hombres, por muy alargada y oscura que sea su sombra, por muy lejos que lleguen sus brazos, tienen una luz que los ciega, una voz que les ordena y los hace tiritar.”

Nuestros compañeros de viaje transitan por un infierno urbanita. Algunos luchan por salir de él, pero, como si fueran caracoles huyendo del agua hirviendo, siempre tropiezan con una mano amiga que se encarga de devolverlos al caldero sin apenas permitirles asomar la cabeza para coger aire. Otros se dejan caer dentro de él con desidia. Está también el que se sabe y al que se acepta como impositor de las normas. No quiero olvidarme de quien se adapta al medio con suma habilidad, pero con resultados inciertos.

Dentro de ese mundo terrible los personajes se mueven, respiran, dialogan, follan, se pegan y se matan de una forma tan verosímil que te sitúa allí: lo ves, te duele, te avergüenza y casi te apartarías para no recibir. Pero no puedes. Esta novela tiene algo que no debería estar reñido con el buen texto: engancha. Y de qué manera. Porque todo sucede a ritmo de tentación continúa.

Se supone que El diablo en cada esquina ha consolidado a Ledesma como una de las voces emergentes del género negro. Es sorprendente que se pueda decir que “emerge” de alguien que escribe con tanto oficio.

En fin, había leído y oído que esta obra era de lectura obligada y leerla debía proporcionarme la satisfacción del deber cumplido. Pues no. Los tiempos de paz duran poco y ahora me silban “bueno, si te ha gustado “El diablo…” has de leer “Narcolepsia” (Alrevés 2012) y rematan “y que sepas que después del verano sale la nueva y dicen que va a ser la mejor”.

Pues habrá que comprobarlo.

Y vosotros, ya estáis avisados.

Montse Galera.

COMPRAR EL DIABLO EN CADA ESQUINA

Relatos de la mazmorra, 5.- Lealtad por Vladimir Hernández

habana

ACOSTA Y MACHADO (Los patrulleros)

4.- Lealtad

Negra sobre blanco. Las pieles ardiendo, intercambiando sudores. El ritmo, la sincronía de movimientos; gemidos, gritos, y palabras malsonantes que crean ecos en las paredes de la habitación alquilada.

Ella, encima de él, lo esperó y se corrieron juntos, con las manos entrelazadas.

—Tenemos que hablar —dijo la chica al rato.

—¿Será posible? —se burló él—. Las mujeres siempre quieren hablar después de un buen revolcón.

—Es en serio.

Machado se sentó al borde de la cama, con los pies descalzos apoyados en el suelo; el sudor se le escurría por el pecho y caía sobre las baldosas blancas.

—No me vayas a decir que estás embarazada y que no sabes de quién es.

Ella se abrazó a él por detrás, presionándole la espalda con sus cálidos senos.

—Sigues bromeando, chico —le amonestó—. Hoy estás imposible.

A Machado le agradaba su ternura, pero desconfiaba de las conversaciones postcoitales; a veces, una bala podía convertirse en un misil.

—A ver, Cachita, mi cielo —dijo él—. ¿Qué te ronda por esa cabeza?

La joven suspiró, le dio un rápido beso en el cuello, y declaró:

—No quiero seguir con esta relación.

El poli intuyó que el misil venía envenenado. Se encogió de hombros.

—Está bien —dijo resignado—. Siempre supimos que este momento iba a llegar. Tú eres la mujer de Acosta y yo nunca he aspirado a que eso cambie.

—No es eso.

habana2

Pero él insistió:

—Fue bueno mientras duró. Dijimos que dejaríamos de vernos en cuanto tú lo quisieras así.

—No me estás entendiendo —dijo ella aferrándolo con fuerza, el tono oscuro de su piel contrastaba con el pecho blanco del hombre—. Lo que yo quiero es que dejes a Lalá, para yo divorciarme de Acosta y entonces poder formar una pareja contigo.

—Tú estás jugando, ¿no?

—No —respondió Cachita. Lo hizo voltearse y lo volvió a besar en los labios—. Lo digo en serio. Ya no soporto esta farsa. Odio salir los fines de semanas juntos y tener que ver a Lalá besándote y haciéndote caricias. No lo aguanto más. Te quiero para mí. Para mí sola.

Machado se deshizo del abrazo y se puso en pie. La miró ceñudo.

—¿Tú te volviste loca? —dijo estupefacto—. ¿Y Acosta qué?

Cachita se cruzó de brazos, acunando sus enormes pechos con las palmas de las manos. Las aureolas negras en torno a sus pezones eran enormes.

—Acosta es un problema mío. Si dejas a Lalá, yo me divorcio de Acosta.

—Pero, ¿qué estás diciendo, Cacha? —estalló Machado—. Acosta es mi amigo; ¡Mi hermano del alma! El hermano que nunca voy a abandonar. ¿Cómo se te ocurre proponerme semejante traición?

Ella le respondió airadamente.

—Me confundes, Machado. Llevas seis meses acostándote con la mujer de tu mejor amigo, ¿y me hablas de conflictos de lealtad?

A él le molestó que Cachita lo culpara de aquella forma; como si ella no tuviera una participación activa en la infidelidad. Se acercó a la ventana y apartó las cortinas de tela estampada. La luz del mediodía le obligó a entornar los ojos.

—Es mejor que sea así —dijo la joven—. ¿Sabes lo que pasaría si ese negro se entera de lo nuestro?

La sombra de Machado caía ahora sobre el rostro de Cachita.

—Olvídate de eso —declaró él, lapidario—. No voy a joder a mi compañero.

Cachita alzó las manos en señal de impotencia.

—¡Pero si ya lo estamos jodiendo!

—Te equivocas. Lo mío y lo tuyo no tiene nada que ver con Acosta. Y si eso es lo que crees, significa que en ningún momento has comprendido la base de esta relación. Esto… esta historia que tenemos, existe porque tú me gustas mucho y porque, de mutuo acuerdo, decidimos correr el riesgo de vivirla; pero no está sujeta a ninguna condición. Te lo repito: no voy a traicionar a Acosta; ni por ti, ni por nadie.

—Ese compadreo de ustedes me parece la cosa más rara del mundo —protestó la mujer en voz baja.

Machado se acercó a ella y le dijo con firmeza:

—Espero que no estés poniendo en duda mi hombría y la de tu marido.

Cachita empezó a sollozar. Se sentía impotente.

—No —respondió entre lágrimas—, pero no me gusta esta situación.

Él fue paciente. Extendió las manos y la tomó por la cabeza, hundiendo suavemente los dedos en su algodonoso cabello afro. Le dijo:

—No te pongas así, Cachita. Podemos solucionarlo. Sólo tenemos que olvidar que tuvimos esta conversación. Fingir que nunca ocurrió. Pero, insisto: no me pongas a prueba otra vez. Acosta es mi hermano. Siempre lo voy a escoger a él.

Y la besó.

Top ventas novela negra mayo 2016

Cerramos mayo y otra vez presentamos lo más vendido en novela negra en somnegra.com, recordaros que esta lista la hacéis vosotros con vuestras compras en SomNegra.

No dejéis de leer ninguno de los libros que os presentamos y para más incentivo, recordad que tenéis premio con el regalo de una camiseta de  SomNegra gratis con vuestras compras. Aquí detalles

si no lo matamos

SI NO, LO MATAMOS – ROSA RIBAS

Si no, lo matamosRosa Ribas

Torsten Hagendorf, un respetable abogado que trabaja en una importante firma, es secuestrado por tres enmascarados, que exigen a su esposa todo lo de valor que tenga en ese momento en casa y todo el dinero que pueda sacar de inmediato de sus cuentas. Torsten, sin embargo, logra escapar. Horas después, cuando la comisaria Cornelia Weber-Tejedor y su compañero, el subcomisario Reiner Fischer, interrogan al matrimonio, descubren que ese no es el primer secuestro exprés que se ha producido en Frankfurt recientemente. Una modalidad, más asociada a países de…

COMPRAR SI NO, LO MATAMOS

 

sin limites

SIN LÍMITES – JUSSI ADLER-OLSEN

SIN LÍMITES JUSSI ADLER-OLSEN

El comisario Christian Habersaat lleva diecisiete años intentando en vano esclarecer la muerte de una joven que apareció colgando cabeza abajo de un árbol. Desesperado, le pide ayuda a Carl Mørck, que, malhumorado como siempre, no le hace demasiado caso. Poco después, Habersaat muere en extrañas circunstancias y, al cabo de unos días, fallece también su hijo.

Ante esta dramática noticia, Mørck no tiene más remedio que implicarse en el caso y, junto a sus asistentes Rose y Assad, se traslada a la isla de Bornholm. Allí, en la casa de Habersaat, descubren una enorme cantidad de…

COMPRAR SIN LÍMITES

 

camille

CAMILLE – PIERRE LEMAITRE

CAMILLEPIERRE LEMAITRE

«Un acontecimiento se considera decisivo cuando desbarata nuestras vidas por completo. Por ejemplo, tres disparos de una escopeta de repetición sobre la mujer que uno ama.»

Anne Forestier queda atrapada en medio de un atraco a una joyería en los Campos Elíseos. Tras recibir una paliza que la deja al borde de la muerte, tiene la suerte de sobrevivir… y la condena de haber visto la cara del asaltante. Su vida corre un grave peligro, pero Anne cuenta con la ayuda del hombre al que ama: el comandante Camille Verhoeven. Este estará dispuesto a…

COMPRAR CAMILLE

 

el peso de los muertos

EL PESO DE LOS MUERTOS – VÍCTOR DEL ÁRBOL

EL PESO DE LOS MUERTOS VÍCTOR DEL ÁRBOL

Noviembre 1945: Nahum Márquez va a morir en el patíbulo. Noviembre 1975: Lucía regresa a Barcelona desde el exilio con las cenizas de su padre y con los fantasmas que la esclavizan. Franco agoniza, y con él una España que encarna el comisario Ulises, dispuesto a una última batalla con su propia decrepitud, a manos de una España emergente, la de Gilda y sus amigos que nada le deben al pasado excepto, quizá, una pátina de romanticismo. El encuentro entre Lucía y el comisario, temido pero inevitable, enfrentará dos mundos, el de los vivos y el de los muertos que viven a lomos de estos. Durante treinta años cada personaje que tuvo que ver en la muerte de Nahum Márquez ha inventado sus propios recuerdos de cómo fue aquella historia de amor y tormento. Es una ficción que les permite vivir más allá de lo que realmente ocurrió y que les pone a salvo del dolor y de su propia responsabilidad. Pero Lucía está cansada de huir y de mentirse. Ya no puede con el peso de los muertos. Quiere la verdad, pero la verdad es…

COMPRAR EL PESO DE LOS MUERTOS

 

la maniobra de la tortuga

LA MANIOBRA DE LA TORTUGA – BENITO OLMO

LA MANIOBRA DE LA TORTUGABENITO OLMO

Empujado por el infortunio, el irreverente inspector Manuel Bianquetti se ve obligado a aceptar un traslado forzoso a la comisaría de Cádiz, un destino previsiblemente tranquilo que se verá alterado con el hallazgo del cadáver de una joven de dieciséis años. Una muerte violenta que le traerá reminiscencias de un pasado del que no logra desprenderse.

A pesar de la oposición de sus superiores, el inspector Bianquetti emprenderá una cruzada solitaria para atrapar al culpable siguiendo el rastro de unas evidencias que podrían no existir más allá de su imaginación. La realidad se va oscureciendo en la medida en…

COMPRAR LA MANIOBRA DE LA TORTUGA

 

gatas salvajes-julian ibañez

GATAS SALVAJES – JULIÁN IBAÑEZ

GATAS SALVAJES JULIÁN IBAÑEZ

En el mundo de Bellón el amor es un lujo, un síntoma de debilidad. Y las debilidades se pagan caras, muy caras.

Bellón tiene un problema, y ese problema se llama Ángela, una rumana de dieciocho años que se gana la vida parando coches al borde de una acera. Contrata a Bellón como chófer para un viaje a un pueblo del Norte, Mataporquera. No le informa de los motivos ni de por qué le necesita. Pero a Bellón le da igual, ya que es incapaz de reconocer que tipos como él también se enamoran.

Una vez allí, la rumana dice que espere y desaparece. Horas más tarde Bellón ve a unos hombres que obligan a la joven a subir a un coche negro. Y sospecha que todo tiene que ver con un club de alterne abandonado: el GATAS SALVAJES. Tenía que proteger a Ángela y ha fallado. Pero…

COMPRAR GATAS SALVAJES

 

x de rayos x

X DE RAYOS X – SUE GRAFTON

X DE RAYO XSUE GRAFTON

Una mujer adinerada contrata a la investigadora privada Kinsey Millhone para que actúe de intermediaria y haga llegar a otra persona, casualmente un preso recién puesto en libertad, cierta cantidad de dinero. Sin embargo, cuando ya ha cumplido el encargo, e incluso ya ha cobrado por él, Kinsey empieza a descubrir que, tal vez, nada es lo que parecía. No bien empieza a investigar más sobre la misteriosa mujer, debe atender otro asunto: la viuda de Pete Wolinsky, el detective protagonista de W de whisky, le pide ayuda con cierto papeleo burocrático; entre los documentos, Kinsey encuentra un listado de números aparentemente incomprensibles, y de inmediato querrá lanzarse a…

COMPRAR X DE RAYOS X

 

manguis

MANGUIS – PACO G. ESCRIBANO

MANGUIS PACO G. ESCRIBANO

Corre el año 1972 en Canillejas, un barrio del extrarradio de Madrid. Todos esperan que Luis Fores, inspector jefe en la comisaría de San Blas, sea nombrado subcomisario. Sin embargo el cargo es finalmente para Jerónimo Cabezas, un inspector más joven y con nuevas ideas, como quieren los de arriba, debido al cambio político que se avecina. Esto colma el vaso de las aspiraciones del veterano inspector que decide tomarse la justicia por su mano organizando un atraco a un furgón blindado para garantizarse su jubilación de oro. Para ello se alía con el Torre, uno de los capos del barrio, en quien delega para conseguir las armas y reunir un equipo de personas de confianza que finalmente resultan ser….

COMPRAR MANGUIS

 

la vispera de casi todo

LA VÍSPERA DE CASI TODO – VÍCTOR DEL ÁRBOL

LA VÍSPERA DE CASI TODOVÍCTOR DEL ÁRBOL

Germinal Ibarra es un policía desencantado al que persiguen los rumores y su propia conciencia. Hace tres años que decidió arrastrar su melancolía hasta una comisaría de La Coruña, donde pidió el traslado después de que la resolución del sonado caso del asesinato de la pequeña Amanda lo convirtiera en el héroe que él nunca quiso ni sintió ser. Pero el refugio y anonimato que Germinal creía haber conseguido queda truncado cuando una noche lo reclama una mujer ingresada en el hospital con contusiones que muestran una gran violencia.

Una misteriosa mujer llamada Paola que intenta huir de sus propios fantasmas ha aparecido hace tres meses en el lugar más recóndito de la costa gallega. Allí se instala como huésped en casa de Dolores, de alma sensible y torturada, que acaba acogiéndola sin

COMPRAR LA VÍSPERA DE CASI TODO

 

la mirada de chapman

LA MIRADA DE CHAPMAN – PERE CERVANTES

LA MIRADA DE CHAPMAN PERE CERVANTES

Brillante segundo caso protagonizado por Roberto Rial y María Médem, la pareja de policías atípicos que ha deslumbrado al público.

Dos años después del suceso de la asesina en serie de ancianas en Menorca, la oficial de policía María Médem y el inspector jefe Roberto Rial vuelven a encontrarse. En esta ocasión el motivo es el atroz asesinato del hijo de un reconocido editor y de otros miembros que participan en la primera Semana Negra que tiene lugar en la idílica Ciutadella.

En paralelo a la investigación, María Médem libra una batalla tan encarnizada como cruel por la custodia de su hijo, Hugo. Por su parte, Roberto Rial tiene que vérselas con una noble madrileña arrogante y poderosa que le conmina a olvidarse de la exhumación de un cadáver a cambio de una suculenta cantidad de dinero, mientras que…

COMPRAR LA MIRADA DE CHAPMAN