Archivo de la etiqueta: ediciones b

Reseña: Sangre de mi sangre, de Rebeca Tabales

Sangre de mi sangre, de Rebeca Tabales

Reseña de Graziella Moreno

Sangre de mi sangre, Rebeca Tabales, 2019-03-04

Penguin Random House Grupo Editorial. 

Autora: Rebeca Tabales (Madrid, 1981) es psicóloga, novelista y poeta. En 2008 ganó el Premio Ateneo Joven de Sevilla con la novela Eres bella y brutal. Fue documentalista de la serie de televisión Seis hermanas, que noveló en Seis hermanas, los años de la inocencia (2015). Sangre de mi sangre es su primer thriller.

Sinopsis: Javier ha vivido, a los siete años, más de lo que muchos adultos soportarían. Un día comienza a comportarse como un perro rabioso. Tiene un secreto que contar y nadie le escucha. Alberta se ha convertido en una sombra de la mujer que fue. Es enigmática y autodestructiva. Igual que Javier, tiene un secreto. Pero ella solo quiere olvidar. Rut tiene un sueldo que a duras penas le llega para pagar el alquiler y una hija a la que ve menos de lo que quisiera. Cuando conoce a Javier y a Alberta, Rut comprende enseguida que hay algo que no encaja en lo que le cuentan…Así arranca una vertiginosa investigación en la que Rut luchará por salvar a Javier y Alberta a tiempo que se salva a sí misma. 

Reseña: En una mañana de frío y sol en el patio del colegio, Javier está sentado sobre un muro, con una pierna a cada lado, como si montara un poni. Las gafas le quedan tan grandes que la montura enmarca sus cejas. Tiene esa expresión de los niños inteligentes que ya han conocido la ansiedad.”

Así empieza Sangre de mi sangre, un thriller consistente, que cuenta una historia construida en torno a tres personajes principales, Javier, Alberta y Rut y que tiene la virtud de no quedarse en la trama que desarrolla, sino que profundiza en las reacciones humanas, en los porqués, con párrafos que invitan a la reflexión y a ser leídos más de una vez. Alejada de los tópicos, la autora retrata un Madrid actual, en el que se mueven personajes muy verosímiles, y en el que Rut, una psicóloga que se toma un interés muy personal en su trabajo, traspasará ciertos límites para saber qué se esconde tras el comportamiento de Javier y las reacciones de su madre, Alberta, al mismo tiempo que intentará poner orden en su vida personal. El maltrato, el miedo, la negación de la realidad y el pasado, marcan a Javier y a su familia: “Rut conoce muy bien esa sensación. Cuando uno ha racionalizado cada aspecto de un miedo, lo ha clasificado y lo ha afrontado, cuando se cree libre de su influjo casi mágico, de pronto en el desamparo, en el fracaso, en una súbita comprensión del aislamiento, aparece la aprensión de la aprensión, el miedo al miedo, invencible, a sustituir a todos los demás como un Goliat llegando a la primera fila, apartando al resto de la soldadesca inútil, decidiendo que lo tiene que hacer todo él solo”. 

No solo los miedos, sino también la soledad y la búsqueda de uno mismo, hacen de esta novela una agradable sorpresa, a la altura de otras similares e incluso, por encima de muchas otras. Muy recomendable. 

Comprar: Sangre de mi sangre

Reseña: Marea roja, de José Manuel Del Río

Marea roja, de José Manuel Del Río

Marea roja, de José Manuel del Río, Ediciones B por Luis V

Se conoce como Marea roja el fenómeno natural que, propiciado por determinadas condiciones ambientales, tiñe las aguas marinas de una tonalidad rojiza debido a la proliferación masiva de microalgas (dinoflagelados) capaces de producir toxinas. Mientras dura esta alta concentración de microorganismos planctónicos, está prohibido faenar.

En julio del 2000, mientras una gran marea roja invade las rías de La Coruña, el que fuera piloto de planeadoras a sueldo de uno de los más importantes narcotraficantes gallegos, Daniel Piñeiro, sale de la prisión donde ha purgado sus penas los últimos 8 años por delitos vinculados al tráfico de drogas. Afuera le queda algún amigo, una familia con la que no tiene trato, una novia de la que no ha sabido nada desde 1992 y un secreto que ha guardado prudente todo este tiempo. Dani «gasolina» es hijo del que fuera el mayor contrabandista de tabaco de toda Galicia, y pese llevar el contrabando en las venas, quiere empezar una nueva vida alejada de la actividad delictiva que le llevó al trullo; pero el mundo de las drogas es traicionero, e igual que esclaviza al consumidor en beneficio del narco, el desgraciadito que las consume tiene una ventaja frente a éste: de las drogas se sale, del narcotráfico no; desde que aceptas el juego te conviertes de por vida en una cucaracha con dos prioridades: amasar dinero y esquivar el zapato que antes o después crujirá tus tripas. Siempre hay una deuda pendiente, y el capo de la cocaína gallega sabe que Dani está en la calle, por lo que no tendrá muchas opciones: afrontar el nexo que les une o que su sangre se diluya en esa gran marea roja. 

José Manuel del Río estructura la novela en tres partes: Bajamar, Pleamar y Mareas muertas. En las dos primeras hay saltos temporales donde el lector irá hilando el antes y el después en la vida del protagonista. En Bajamar el autor nos deja pinceladas del mundo de la droga desde el lado del consumidor y del narcomenudeo: aquellos que venden género para autofinanciarse su dosis, los últimos eslabones del narcotráfico; la lectura de los primeros capítulos se hace algo ardua, entremezclándose en ocasiones diálogos con pensamientos, que unidos a los saltos temporales y al número de protagonistas, de los que va soltando información a cuenta gotas, puede llegar a desorientar al lector. En Pleamar, ya metidos en materia, la lectura será más rápida e intensa, y ya no habrá forma de soltarla hasta el final. 

«La Marea Roja» es la segunda novela de José Manuel del Río, abogado gallego afincado en Barcelona, quien la comenzó a escribir bajo el título de «Fariña», y a la que tras la publicación previa con ese título del archiconocido libro del periodista Nacho Carretero, decidió cambiar de nombre. Ambas tratan del narcotráfico gallego, una en el terreno periodístico y otra en el novelado; casualidad o no, ambos autores coincidieron en el instituto y conocieron a jóvenes gallegos cuya máxima aspiración era ser contrabandistas. Como dice el capo di tutti capi de esta novela: «el pasado es incierto.» 

«Y Suso sacó un puñal. Porque todos teníamos un puñal escondido en Galicia, en 1992 y en el 2000. E hizo una filigrana antes de clavarlo en el paquete que vomitó unas pequeñas rocas blancas. Tenían ese mágico brillo mate. Escama. Alita de mosca. Original. Ya escuchaba a los camellos llamarle como les diese la gana a lo que era cocaína a un 90 % de pureza. Después vendrían los cortes de cafeína, lidocaína o levamisol. Y el que se metiese una raya diría que el producto es bueno porque no lo deja dormir. O que es bueno porque le anestesia la boca. O que es bueno porque lo manda al retrete. El brillo mate es tan mágico que, en cuanto resplandece en las calles, lo apagan. El filo de la hoja de metal de Suso limó el polvo y se lo aproximó a la nariz. Aspiró fuerte. Sin cánula has de tener experiencia para que la droga alcance el final del tabique. Donde fríe el cerebro.»

Comprar: Marea Roja

Reseña: Las voces de Carol, de Clara Peñalver

Las voces de Carol, de Clara Peñalver

Las voces de Carol, Clara Peñalver, 2018. por Graziella Moreno.

Ediciones B

Autora: Clara Peñalver es escritora y asesora creativa. Nació el 23 de abril de 1983 y se considera muy afortunada por celebrar su cumpleaños en el Día Internacional del Libro. Es licenciada en biología por la Universidad de Granada, ciudad en la que vive y de la que se declara fervientemente enamorada. Ha cultivado distintos géneros literarios, entre ellos el libro infantil, y entre su obra destaca la exitosa trilogía de Ada Levy, compuesta por las novelas negras Cómo matar a una ninfa, El juego de los cementerios y La fractura del reloj de arena. Como buena mente inquieta, ha deambulado por muchos mundos, incluso es de la televisión, en el que fue presentadora de la sexta y séptima temporada de La Mitad Invisible, un programa cultural de la 2 de TVE. Sin embargo, por mucho movimiento que haya en su cabeza, siempre acaba refugiándose en la escritura porque, como ella misma dice, es la mejor forma de vida que ha sido capaz de imaginar. 

Sinopsis: El caso de Abril Zondervan conmociona a la opinión pública: la escritora de éxito internacional ha aparecido muerta, aparentemente sin signos de violencia, en su casa de Málaga. ¿Quién puede haberla asesinado, si es realmente se trata de un homicidio? 

La inspectora Carol Medina es la encargada de la investigación. Se toma demasiado en serio su trabajo y suele salirse del camino marcado. Quienes la conocen bien saben que su obsesiva labor policial es también una manera de no tener que enfrentarse a su caótica vida privada. Cuando Carol descubre que Abril, diagnosticada de esquizofrenia, llevaba años sin medicarse, tiene que adentrarse en la fascinante cabeza de la víctima. La novelista era una “escuchadora de voces” que había aprendido a convertir la complejidad de su mente en un material literario de primera clase.

En una ciudad de Málaga que bajo su apariencia luminosa esconde un lado oscuro, Carol irá avanzando en la investigación de un caso lleno de aristas, giros y sorpresas a lo largo de un trhiller que arrastra al lector sin darle respiro hasta el inesperado desenlace de las últimas páginas. 

Reseña: “La escritora camina con paso firme”. Así empieza la historia de Abril, de Carol, de Villalba, de Hernández, de una galería de personajes que se mueven en la ciudad de Málaga, en un agosto de 2017, marcado por el atentado de Barcelona y por dos casos sin resolver que ponen de manifiesto la falta de personal y de recursos de la Policía Nacional. Clara Peñalver construye una historia sólida, fiable, exhaustiva en los detalles técnicos, en la que se aprecia un trabajo de documentación serio y profundo, dotando la narración de la autenticidad que la trama requiere. Las primeras diligencias policiales ante el hallazgo de un cadáver, el funcionamiento de la comisaría, el trabajo en la sala de autopsias, son puntos fuertes de la narración en la que el lector acompaña a los personajes y asiste a sus acciones desde una posición privilegiada. La investigación no será fácil porque la fallecida no es una escritora común; su patología mental, su historia familiar, será desvelada poco a poco. Y porque Carol, la inspectora encargada del caso tiene demasiados frentes que cerrar para poder seguir adelante: 

“Durante los últimos meses, Carol se ha dado cuenta de que ni la distancia ni el tiempo bastan para cerrar una herida tan profunda. Y estos días, estos malditos, horribles, insoportables días, ha descubierto que la herida ha acabado convirtiéndose en una úlcera sangrante que, precisamente por el peso de la distancia y el tiempo, amenaza con necrosarse y acabar con ella por fuera y por dentro”

No solo el pasado de Carol tendrá su importancia en la novela, los personajes secundarios también dan profundidad a una historia en la que realidades tales como el Movimiento de Escuchadores de Voces o la esteganografía, manejadas con soltura por la autora, aportarán mucho a esta trama que no defrauda en absoluto. 

 

Comprar: Las voces de Carol