Archivo de la etiqueta: eugenio cano editor

Los lentos pasos que nos han traído hasta aquí, de Juan Marchán

los-lentos-pasos-que-nos-han-traido-hasta-aquiLos lentos pasos que nos han traído hasta aquí – Juan Marchán – Eugenio Cano editor novela negra, por LUIS V

Para aprobar la asignatura del eminente catedrático Práxedes Cruz, sus alumnos de segundo y último curso de Criminología, agrupados de tres en tres, han de presentar un trabajo del que poder extraer algún fundamento coherente sobre un suceso del pasado, elegido libremente, que haya quedado sin resolver.

Bruno, Carlota y Fuentes eligen indagar sobre la desaparición en 1977 del argentino Trémulo Ardiles, amigo de Emiliano Feliz, otro de los profes de primer curso, quien les cuenta que tras recibir una misteriosa carta, viajó de Madrid a Granada, y nunca más se volvió a saber de él.

En esas primeras páginas, Fuentes, hombre refranero donde los haya, sin siquiera él saberlo, nos desvela algo importante que poco a poco irá cobrando sentido: «la mayor desgracia de un loco es dar con otro».

La narración avanza con gran interés hacia la resolución del caso, peregrinando por el diario de Carlota, la transcripción de los archivos sonoros de Bruno, los apuntes en uno de sus cuadernos, pero… ¿quién dijo que las investigaciones son así de fáciles? Algo similar debió de pensar Juan Marchán, conocedor de los entresijos que se cuecen entre bambalinas, en esta su ópera prima; no en vano, tras foguearse en el oficio de periodista, lleva décadas ligado al mundo de la farándula, siendo el actual Coordinador de comunicación y difusión del Teatro de la Zarzuela.

Transmitido lo anterior, la novela gira en el tiempo, y el mejor consejo para afrontar las siguientes páginas es mantener la calma. Lápiz, papel y mucha paciencia serán necesarios para hilvanar la información que como quien bucea entre las brumas del pasado, nos adentra por la Argentina de Videla, los servicios secretos y las desapariciones masivas, Brasil, España, la Guerra Civil, una policía al margen de la ley… continuos viajes donde la trama se diluye, siendo capaz de poner en evidencia la avidez del lector más perspicaz. Cuando estás pensando en tirar la toalla, en que son demasiados los frentes abiertos y la lectura se ralentiza más de lo deseado, recreándose en demasía con la familia del desaparecido, el autor, como si leyera nuestros pensamientos, nos sorprende con esto: «No es casualidad que nos detengamos en las peculiaridades de la familia Ardiles Barbieri más de lo que tal vez alguno de ustedes estime oportuno. No es gratuita la descripción de cada pormenor, ni desechable cada testimonio detallado», y no queda otra que seguir adelante y avanzar por este libro de biografías extraviadas.

Pudo ser un golpe maestro, una desaparición como la de tantos cientos que anualmente nadie investiga en España, cuyos cuerpos jamás aparecerán, pero aquí algo falló, y aún sujetando cada incógnita con otra nueva, las últimas ochenta páginas ya ruedan solas hasta conocer la verdad, una realidad a la que hubieran renunciado nuestros estudiantes de haber sabido el precio que tendrían que pagar.

Los lentos pasos que nos han traído hasta aquí no es una novela fácil, apta para cualquier lector, pero es una novela interesante, construida con buena literatura que extrañamente gana enteros cuando, ya sabiendo el desenlace final, uno opta por releerla, aún de forma aleatoria. Si se atreven con ella, una cosa les quedará clara: a Juan Marchán, osadía no le falta.

COMPRAR: Los lentos pasos que nos han traído hasta aquí

Reseña, Un dedo con un anillo de cuero, de José Ramón Fernández

un-dedo-con-un-anillo-de-cueroUn dedo con un anillo de cuero – José Ramón Fernández por JOSEVI BLENDER

Autor:

José Ramón Fernández es Licenciado en Filología por la Universidad Complutense de Madrid. Considerado uno de los autores más importantes de su generación, su obra ha sido reconocida con premios como el Premio Nacional de Literatura Dramática, por La colmena científica o El café de Negrín (2011), el Premio Nacional de Teatro Calderón de la Barca, por Para quemar la memoria (1998) o el Premio Lope de Vega, por Nina (2003). Asimismo, fue finalista del Premio Tirso de Molina por La tierra (1998). En 1993, junto a los dramaturgos Juan Mayorga, Luis Miguel González Cruz y Raúl Hernández Garrido, funda el Teatro del Astillero.

Sinopsis:

Las vidas de una docena de personas se cruzan en el teatro de una pequeña ciudad amurallada, uno de esos lugares donde nunca pasan cosas; uno de esos lugares en los que, a veces, se desatan tres días de sangre y personas matan a personas que creían que su vidad había alcanzado un precario equilibrio.

Reseña:

De vez en cuando cae una novela diferente, no en cuanto al género en sí, pero sí en cuanto a la manera de utilizar el lenguaje. Se trata de una novela negra, en un lugar sencillo con personas sencillas donde se desata el desequilibrio durante la vida ordinaria. Gente corriente que comete actos imprevisibles y espeluznantes. Como bien la calificó un amigo mio una novela mesetaria.

Pero lo que importa es la mirada, en ella el autor cumple con todos los cánones, pero de una manera sobria y a veces, áspera. En las presentaciones de los personajes y en el desarrollo de la trama no encontrarás una palabra de más, con cuatro pinceladas retrata muy bien la atmósfera tensa y el supuesto normal funcionamiento de los personajes.

un-dedo-con-un-anillo_frase

Refuerza este aspecto trasladándonos a su antojo por escenas a sin demasiadas explicaciones, dejando que sea el que lee quién descubra quiénes y porqué. Una historia en unas escuetas ciento treinta y siete páginas donde lo esencial es lo que se cuenta, y lo que no se cuenta no es esencial. Y se consigue de manera impecable.

Quiero decir con esto, que no es incompatible el género con las buenas letras, ni el respeto de la inteligencia del que va a leer independientemente de la temática de la trama.

 

COMPRAR: Un dedo con un anillo de cuero