Archivo de la etiqueta: novela negra

Ya es Sant Jordi en SomNegra

Ya es Sant Jordi en Somnegra!!

Desde ya y hasta el domingo 23 a las 23:59 ya dispones del descuento del 10% que todos los libreros ofrecemos en el día de Sant Jordi.

Escoge tus novedades, libros de fondo o preventas y todos los puedes tener o reservar con el descuento, aprovecha esta fiesta del libro y felices lecturas en negro.

Utiliza el código SJ17 para tu descuento

SomNegra.com

Habana Réquiem, Vladimir Hernández

Habana réquiem, Vladimir Hernández.

Harper Collins Ibérica SA, 2017.

Graziella Moreno

AUTOR: Vladimir Hernández (La Habana, 1966), cursó estudios de Ingeniería y Física, pero ha dedicado toda su energía profesional a la escritura. Publicó su primer libro de relatos, Nova de cuarzo, en 1999, y su primera antología, Horizontes probables, en México ese mismo año. En 2000, tras quedar finalista del Premio UPC de género fantástico, consiguió viajar a España y decidió quedarse a vivir en Barcelona.

Ha obtenido premios de relato y novela corta- Manuel de Pedrolo, Alberto Magno-, y recientemente su primera novela de género negro, Indómito, ha sido galardonada con el prestigioso Premio Internacional de Novela Negra L´H Confidencial.

SINOPSI: Cuba se tensa en medio del panorama de recesión y el Estado intenta maniobrar con un falso aperturismo económico, pero la mentalidad insular ha cambiado y el ciudadano de a pie ya no parece tan dócil como ha sido durante medio siglo. La marginalidad amenaza con desbordar el sistema. En la Mazmorra, unidad de policía del hacinado distrito de Habana Vieja, los oficiales de la Policía Nacional Revolucionaria, la famosa PNR, intentan enfrentarse al naufragio social, pero los propios agentes de la Ley, precarios diques de contención, actúan lastrados por sus miserias humanas.

Un presunto suicidio, un violador en serie, y el cadáver de un joven negro relacionado con drogas de diseño y tribus urbanas, son los puntos de partida argumental de Habana réquiem. Tres tenientes de la Mazmorra- el veterano Puyol, la arribista Ana Rosa y el impulsivo Eddy- son los encargados de llevar esas investigaciones a buen destino y contrarreloj. Cada uno de ellos emplea métodos diferentes, pero todos comparten una máxima: “Ser un buen poli implica a veces ensuciarse las manos”.

RESEÑA: Habana réquiem es una novela dura en la que sus personajes no tienen tiempo para nostalgias, como mucho se permiten algún recuerdo porque la vida les empuja siempre hacia delante. Los barrios, las tribus urbanas, las casas, la vida cotidiana, se desarrollan en 325 páginas que no puedes parar de leer. La ciudad es un personaje más en la historia: “En el aire flotaban los olores a fritanga, café y pollo frito servidos en mesas al aire libre, y la música en las improvisadas terrazas era estruendosa”. El calor asfixiante, la falta de medios, la imaginación de la que deben servirse los policías para hacer su trabajo, el humor, la ternura, el deseo y la ambición son elementos que harán que la historia sea verosímil. Los protagonistas están bien dibujados, con profundidad, cada uno posee su voz propia y no solo interesa lo que hacen sino el por qué de sus actos, las razones de su bondad o de su maldad: “la vida es un paisaje moral donde las almas tejen un tapiz de claroscuros”. Los motivos para matar o para cruzar la línea que separa lo correcto de lo incorrecto son variados y quedarán todos expuestos. Una trama coral a la que habrá que estar muy atento (en especial en las primeras páginas) para no perderse detalle, con un último capítulo que sorprende y deja abierta una continuación. Muy útil el glosario que ayudará al lector a entender algunas expresiones cubanas cuyo sentido se nos escapa.

Los crímenes casi nunca son perfectos; el azar y las imprecisiones enturbian el resultado” dice uno de los personajes. Ni el crimen es perfecto, ni la vida tampoco. Vladimir Hernández lo sabe y lo expone de manera magistral en esta fantástica novela negra.

Habana Réquiem

Sant Jordi en “negro”

Otro día referente en el mundo del libro está a punto de llegar, este Sant Jordi se nos inundará de novedades y desde somnegra os queremos dar algunas opciones en novela negra que no podéis desaprovechar.

Felices lecturas en negro

El matón al que engañaban las mujeres – Julián Ibañez

Leer a Ibañez y su Bellón es imprescindible!! ,  llamarte enamorado de la novela negra y no pasar por sus historias no es de buen lector.

Sinopsis: La suerte le ha dedicado media sonrisa a Bellón: una seductora pelirroja le contrata para protejerla de un marido celoso. Todo demasiado bonito para ser verdad —como un programa de televisión— porque en la vida de Bellón nunca suenan violines de fondo. Al mismo tiempo, sigue ganándose la vida ejerciendo de soplón para Azucena, la policía a la que lleva tiempo vendiendo información. Pero ella ya no muestra interés por los chivatazos de Bellón. El nuevo comisario la tiene amarrada a su mesa, apartada del trabajo de calle, solo por ser lesbiana. Bellón descubre que con la pelirroja nada es lo que parece. Algo que él ya sospechaba. Caminar siempre por el lado empinado de la calle enseña muchas cosas, entre ellas que fiarse de una pelirroja es tan difícil como decirle que no.

 

Sangre en los estantes – Paco Camarasa

Si eres iniciado, será muy necesario para poner un poco de luz en quién es quién en esto de la novela negra, y si quieres introducirte en este maravilloso mundo que mejor que disponer de la mejor guía del mejor.

Sinopsis:  Sangre en los estantes es el libro de cabecera para todos los amantes de la novela negra de nuestro país. Paco Camarasa, uno de los mayores especialistas en la materia, ex librero y comisario de BCNegra, nos plantea un libro ordenado, como buen librero, de la A a la Z, con la historia de este ya mítico género literario, hoy en día tan de moda.

El libro nos ofrece un recorrido por los grandes nombres del género, explicándonos sus mayores aportaciones. También despliega un sinfín de anécdotas y desmenuza las diferencias dentro del género por países y culturas, las subcategorías dentro de lo que denominamos novela negra y un sinfín de historias.

Todo ello relatado con la sabiduría, la pasión y la proximidad que solo Paco Camarasa tiene. Por este motivo es el más querido y reconocido experto en el género, y siempre consigue mover a los lectores.

 

Habana Réquiem – Vladimir Hernández

Desde que leí Indómito quedé enamorado de la escritura y las historias de este cubano lenguaraz. Habana Réquiem nos trae desde la Mazmorra una visión real de la Cuba actual y de su Habana, leedlo y ya me contaréis.

Sinopsis: Del panorama de recesión. El último bastión del socialismo histórico en Occidente intenta maniobrar con un falso aperturismo económico, pero la mentalidad insular ha cambiado y el ciudadano de a pie ya no parece tan dócil como ha sido durante el último medio siglo. La marginalidad, reemergida desde los años 90, amenaza con alcanzar su masa crítica. En la Mazmorra, unidad de policía del hacinado distrito de Habana Vieja, los oficiales de la Policía Nacional Revolucionaria, la famosa PNR, intentan enfrentarse al naufragio social, pero los propios agentes de la Ley, precarios diques de contención, actúan lastrados por sus miserias humanas. Un presunto suicidio, un violador en serie, y el cadáver de un joven negro relacionado con drogas de diseño, son los puntos de partida argumental de Habana Réquiem. Tres tenientes de la Mazmorra —el veterano Puyol, la arribista Ana Rosa y el expeditivo Eddy- son los encargados de llevar esas investigaciones a buen destino y contra reloj. Cada uno de ellos emplea métodos diferentes, pero todos comparten una máxima emblemática: «Ser un buen poli implica ensuciarse las manos».

 

Delincuentes de medio pelo – Gene Kerigan

Después de La furia, Gene Kerrigan nos dejó con ganas de más y por eso es de obligada lectura este Delincuentes de medio pelo, que además está editado por una maravillosa editorial que cuida como nadie sus ediciones.

Sinopsis: Desde que saliera de la penitenciaría dublinesa de Mountjoy e intentara establecerse como delincuente por su cuenta, Frankie Crowe no había tenido suerte. Harto de golpes que a duras penas le daban para el alquiler ―y que bien podrían ponerlo de nuevo entre rejas―, un ambicioso Crowe planea secuestrar a Justin Kennedy, un banquero que ha prosperado en los años dorados del Tigre Celta. Pero para ello necesita contar con la aprobación del temido Jo-Jo Mackendrick, antiguo jefe de Frankie y conocido mafioso local. Las reticencias de Jo-Jo no frenarán el ímpetu de Crowe, como tampoco lo hará descubrir que Justin Kennedy es un abogado y no un banquero. Aunque el secuestro va de mal en peor y la policía estrecha el cerco en torno a la banda de Frankie, este no está dispuesto a renunciar al rescate de un millón de euros y a dejar de ser un delincuente de medio pelo.