Archivo por meses: abril 2017

Este Sant Jordi va a haber una sangría en Barcelona…

Sant Jordi en negro

Se acerca el 23 de abril diada de Sant Jordi, y otro año más estaremos presentes en Barcelona en nuestra parada del Passeig Sant Joan esquina Consell de Cent.

Este Sant Jordi os lo presentamos con muchas novedades para disfrute de todo amante de la novela negra.

Contaremos con la presencia de 23 autores que os firmarán tantos ejemplares como necesitéis, amén de una selección de novedades y recomendaciones que creemos que tenéis que leer sí o sí en nuestros 8 metros de parada.

SomNegra ha llegado a un acuerdo de colaboración con Bodegas Yzaguirre para una cata durante toda la jornada de su Sangría Mari&Sol, todos podréis degustar esta fantástica sangría mientras disfrutáis de autores, libros y sorpresas que tendremos durante todo el día.

Sabemos que todos no podréis asistir a esta fiesta pero para que os sintáis dentro de ella os dejamos el programa de firmas para esta jornada y así, si reserváis desde ya, os enviaremos dedicados tantos ejemplares como necesiteis.

Os esperamos y para veros presentes en redes sociales, queremos que desde hoy todo lo relacionado con este Sant Jordi en negro nos lo hagáis llegar con la etiqueta  #SangriaNegra.

Firmas:

10:30 a 11:30  

11:00 a 12:00

12:00 a 13:00

13:00 a 14:00

15:00 a 16:00

16:00 a 17:00

17:00 a 18:00

18:00 a 19:00

 

 

Sant Jordi en “negro”

Otro día referente en el mundo del libro está a punto de llegar, este Sant Jordi se nos inundará de novedades y desde somnegra os queremos dar algunas opciones en novela negra que no podéis desaprovechar.

Felices lecturas en negro

El matón al que engañaban las mujeres – Julián Ibañez

Leer a Ibañez y su Bellón es imprescindible!! ,  llamarte enamorado de la novela negra y no pasar por sus historias no es de buen lector.

Sinopsis: La suerte le ha dedicado media sonrisa a Bellón: una seductora pelirroja le contrata para protejerla de un marido celoso. Todo demasiado bonito para ser verdad —como un programa de televisión— porque en la vida de Bellón nunca suenan violines de fondo. Al mismo tiempo, sigue ganándose la vida ejerciendo de soplón para Azucena, la policía a la que lleva tiempo vendiendo información. Pero ella ya no muestra interés por los chivatazos de Bellón. El nuevo comisario la tiene amarrada a su mesa, apartada del trabajo de calle, solo por ser lesbiana. Bellón descubre que con la pelirroja nada es lo que parece. Algo que él ya sospechaba. Caminar siempre por el lado empinado de la calle enseña muchas cosas, entre ellas que fiarse de una pelirroja es tan difícil como decirle que no.

 

Sangre en los estantes – Paco Camarasa

Si eres iniciado, será muy necesario para poner un poco de luz en quién es quién en esto de la novela negra, y si quieres introducirte en este maravilloso mundo que mejor que disponer de la mejor guía del mejor.

Sinopsis:  Sangre en los estantes es el libro de cabecera para todos los amantes de la novela negra de nuestro país. Paco Camarasa, uno de los mayores especialistas en la materia, ex librero y comisario de BCNegra, nos plantea un libro ordenado, como buen librero, de la A a la Z, con la historia de este ya mítico género literario, hoy en día tan de moda.

El libro nos ofrece un recorrido por los grandes nombres del género, explicándonos sus mayores aportaciones. También despliega un sinfín de anécdotas y desmenuza las diferencias dentro del género por países y culturas, las subcategorías dentro de lo que denominamos novela negra y un sinfín de historias.

Todo ello relatado con la sabiduría, la pasión y la proximidad que solo Paco Camarasa tiene. Por este motivo es el más querido y reconocido experto en el género, y siempre consigue mover a los lectores.

 

Habana Réquiem – Vladimir Hernández

Desde que leí Indómito quedé enamorado de la escritura y las historias de este cubano lenguaraz. Habana Réquiem nos trae desde la Mazmorra una visión real de la Cuba actual y de su Habana, leedlo y ya me contaréis.

Sinopsis: Del panorama de recesión. El último bastión del socialismo histórico en Occidente intenta maniobrar con un falso aperturismo económico, pero la mentalidad insular ha cambiado y el ciudadano de a pie ya no parece tan dócil como ha sido durante el último medio siglo. La marginalidad, reemergida desde los años 90, amenaza con alcanzar su masa crítica. En la Mazmorra, unidad de policía del hacinado distrito de Habana Vieja, los oficiales de la Policía Nacional Revolucionaria, la famosa PNR, intentan enfrentarse al naufragio social, pero los propios agentes de la Ley, precarios diques de contención, actúan lastrados por sus miserias humanas. Un presunto suicidio, un violador en serie, y el cadáver de un joven negro relacionado con drogas de diseño, son los puntos de partida argumental de Habana Réquiem. Tres tenientes de la Mazmorra —el veterano Puyol, la arribista Ana Rosa y el expeditivo Eddy- son los encargados de llevar esas investigaciones a buen destino y contra reloj. Cada uno de ellos emplea métodos diferentes, pero todos comparten una máxima emblemática: «Ser un buen poli implica ensuciarse las manos».

 

Delincuentes de medio pelo – Gene Kerigan

Después de La furia, Gene Kerrigan nos dejó con ganas de más y por eso es de obligada lectura este Delincuentes de medio pelo, que además está editado por una maravillosa editorial que cuida como nadie sus ediciones.

Sinopsis: Desde que saliera de la penitenciaría dublinesa de Mountjoy e intentara establecerse como delincuente por su cuenta, Frankie Crowe no había tenido suerte. Harto de golpes que a duras penas le daban para el alquiler ―y que bien podrían ponerlo de nuevo entre rejas―, un ambicioso Crowe planea secuestrar a Justin Kennedy, un banquero que ha prosperado en los años dorados del Tigre Celta. Pero para ello necesita contar con la aprobación del temido Jo-Jo Mackendrick, antiguo jefe de Frankie y conocido mafioso local. Las reticencias de Jo-Jo no frenarán el ímpetu de Crowe, como tampoco lo hará descubrir que Justin Kennedy es un abogado y no un banquero. Aunque el secuestro va de mal en peor y la policía estrecha el cerco en torno a la banda de Frankie, este no está dispuesto a renunciar al rescate de un millón de euros y a dejar de ser un delincuente de medio pelo.

 

La cajita de rapé, Javier Alonso García-Pozuelo

La cajita de rapé” (editorial Maeva) de Javier Alonso García-Pozuelo por Germán González

A diferencia de lo que creen muchos autores, editores y lectores la principal razón de la existencia de la novela negra no es su capacidad para plantear y resolver un misterio. Su objetivo es entretener a la persona que se acerca a esa obra y por eso, en estos tiempos de competencia feroz con una oferta que casi colma la demanda, los escritores apuestan por la especialización y por un producto que sorprenda. En este contexto, se está consolidando el subgénero de la novela negra histórica o novela histórica negra, ya que el orden de etiquetas no altera el resultado final, e incluso podríamos hablar de una nueva división según la época en la que se sitúa la trama. No sólo están las que pasan en períodos concretos ricos en detalles, como la Guerra Civil o la II Guerra Mundial, sino que también las hay lejanas como la época romana o hasta en el futuro.

La cuestión se complica cuando la trama se sitúa en una época histórica anterior de la que tenemos mucha información gracias a los testimonios, orales y escritos, que nos han llegado. En estos casos, el rigor del autor es un elemento más a tener en cuenta no sólo para hacer verosímil la obra sino para ser capaz de ofrecer una lección académica sobre ese momento concreto de nuestro pasado. No hay nada más edificante que al mismo tiempo que nos entretengan nos formen, aunque hay que recordar que en las obras de ficción numerosos detalles pueden despistar al lector. Sin duda, el libro “La cajita de rapé” de Javier Alonso García-Pozuelo es un ejemplo de esta minuciosidad, hasta el punto de que en algunos momentos el relato costumbrista del Madrid de 1861 se antepone a la narración policiaca.

No se puede negar que el autor conoce con precisión quirúrgica, (aquí se nota los estudios), la realidad del Madrid de mitad del siglo XIX no sólo las intrigas de poder entre los diversos grupos de moderados y progresistas, que se dirimían en palacios, gabinetes, cafés o periódicos, sino también en las costumbres o en la geografía urbana y humana de la ciudad. Incluso hay una especial atención a los numerosos acentos y jerga que se podían escuchar por las calles de barrios muy castizos o a las particularidades de cada oficio. A veces la novela peca un poco del folletín al que se quiere parecer, como cuando se habla de las preocupaciones familiares de los protagonistas o se pierde en detalles irrelevantes para el devenir de la narración, así se aleja de la novela de misterio pese a la fuerte presencia del inspector José María Benítez, un personaje con mucha personalidad capaz de sobresalir entre los policías de su subgénero literario.

Y es que uno de los mayores aciertos del libro es dibujar un investigador tan cargado de contradicciones, de culpas y de inteligencia como Benítez al que encima sitúa perfectamente en el ambiente político y costumbrista de ese Madrid que quiere convertirse en una ciudad moderna, como apuntan algunos de los burgueses que aparecen, pero que tiene el lastre de una clase política todavía muy acomplejada por la desmembración sistemática de las colonias que formaron el Imperio español. No es de extrañar que las siguientes aventuras de Benítez ocurran en los casi 40 años que faltan desde el 1861 de esta novela a la pérdida de Cuba y Filipinas en 1898, ya que fueron los años más intensos del siglo XIX.

La trama arranca cuando el inspector Benítez y su equipo se deben hacer cargo de un robo, que acabó con un asesinato, en la casa de una familia rica del distrito de la La Latina de Madrid. La investigación irá paralela a las conspiraciones políticas, a las presiones que recibirá el policía para mantenerse fiel a los que gobiernan y a sus particulares demonios familiares, que iremos conociendo a lo largo del libro, y que dejan algún camino abierto para nuevas entregas. Sin duda, Benítez se rodea de un equipo muy competente y encima tiene la habilidad de acordarse de los dos apellidos de todos ellos, pese a que habitualmente son de lo más común, cuando los nombra para así poder ayudar al lector a diferenciarlos. La minuciosa investigación, lenta y pesada en algunos momentos, converge en un trepidante final que igual necesitaría más digestión y explicación.

Sin duda la formación académica del autor, ya que es licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Madrid, y diplomado en Cooperación Internacional por la Universidad Complutense de Madrid, ayuda a entender su capacidad de ser tan minucioso en el momento de recrear el Madrid de 1861. Javier Alonso García-Pozuelo (Madrid, 1972) fue profesor de salud pública, epidemiología y educación sanitaria además de redactar y editar textos científicos. Su pasión por la historia y la literatura lo ha llevado a mantener el blog ‘Cita en la Glorieta’ y también es compositor de sus propias canciones que lleva a los escenarios en solitario o acompañado de una pequeña banda acústica.

La cajita de rapé