Reseña, La pareja de al lado, de Shari Lapena

compartir

la-pareja-de-al-ladoLa pareja de al lado – Shari Lapena, por ALBERTO PASAMONTES

La gente es capaz de casi cualquier cosa

No has leído nada igual. La revelación del año. El thriller del que todo el mundo habla. O, como reza la contraportada de La pareja de al lado (Suma 2017), El thriller del año.

Por regla general, ver este tipo de frases hace que el libro en cuestión se me caiga de las manos, al tiempo que mis piernas inician una espontánea y frenética huida hacia algún alejado anaquel de la librería. Sin embargo, algo me hizo darle una oportunidad a esta novela de Shari Lapena, una autora canadiense que aún no había sido publicada en España. Y ahora, después de terminar La pareja de al lado, me pregunto cómo es esto posible, sobre todo teniendo en cuenta que a menudo nos hemos tenido que tragar a petardas como Paula Hawkins o Camilla Läckberg, entre otras. Y otros.

Y es que La pareja de al lado es una novela sobresaliente. Una de esas novelas que te hacen trasnochar, que ves que son las dos de la mañana, que mañana tienes que trabajar, y de nuevo dices “un capítulo más”.

Durante una cena de parejas en casa de los vecinos, justo pared con pared, un bebé de seis meses es raptado de su cuna. Los padres se sienten culpables porque la han dejado sola en casa, aunque se habían llevado el monitor infantil para tenerla controlada. A partir de ese momento, Anne y Marco harán todo lo posible por recuperar a su hija. Pero tampoco podrán evitar sospechar de todos los que les rodean, incluidos ellos mismos.

Shari Lapena ha elegido para la novela un acertadísimo tiempo presente que hace del lector un espectador privilegiado de los acontecimientos. Casi como si estuviera en la misma casa en la que los padres de la niña esperan angustiados noticias del secuestrador. La atmósfera se enrarece, se vuelve opresiva, angustiosa. Lapena acentúa esa sensación con frases cortas, rotundas como disparos que impactan con virulencia en el lector. Un lector que, inmediatamente, conecta con los desesperados padres. Antes de la página cuarenta, sin embargo, la autora ejecuta el primer giro de tuerca y hace aparecer a las hasta entonces víctimas como potenciales culpables. No será el único. Durante toda la novela, el sufrido lector se verá obligado a sospechar de prácticamente todos los personajes que aparecen en la historia. Algunos de ellos, incluso, pasarán de culpable a inocente, o viceversa, en varias ocasiones. Y casi todo lo hace centrándose en el aspecto psicológico de la trama, haciendo que el lector asista a los procesos mentales de los padres, que ven impotentes cómo pasan los días y nadie les devuelve a su hija, al tiempo que se dan cuenta de que no conocen realmente a las personas que forman parte de su entorno más cercano. El ritmo es ágil, la información suministrada tiene aroma de inmediatez sin caer en la precipitación, y los acontecimientos se suceden en cascada hasta desembocar en un final sorprendente y redondo. Un final que nos hace darnos cuenta de que la gente es capaz de casi cualquier cosa.

Habrá quien opine lo contrario, desde luego, pero para mí, que no me atraen especialmente este tipo de best sellers, este podría ser “el thriller del año”. Y mira que odio decir cosas como esta.

COMPRAR: La pareja de al lado

COMPRAR: La parella del costat

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *