Archivo de la etiqueta: lo que nos queda de la muerte

Lo más vendido en novela negra, diciembre 2016

Último mes del año y lista de los más vendido este mes en novela negra, a la espera de confeccionar la lista definitiva del 2016, esta nos dice ya muchas cosas!!!

No os perdáis ninguno de los títulos.

Feliz entrada al 2017 y felices lecturas en negro

sangre-en-los-estantes

Sangre en los estantes – Paco Camarasa – Ensayo – Ediciones Destino

Desde luego el triunfador de este último trimestre. Paco Camarasa y sus anécdotas hacen que Sangre en los estantes sea un libro imprescindible para todo buen amante a este mundo de la novela negra que tanto nos apasiona.

 

COMPRAR: Sangre en los estantes

 

lo-que-nos-queda-de-la-muerte

Lo que nos queda de la muerte РJordi Ledesma РNovela negra РAlrev̩s editores.

Un habitual de nuestras secciones de recomendaciones, (si no conocéis a Jordi Ledesma os estáis perdiendo una de las grandes voces del género en nuestro país) y contentos que además nos hagáis caso y lo encumbréis en un puesto tan buen en la lista de ventas.

 

COMPRAR: Lo que nos queda de la muerte 

 

habana-requiem-vladimir-hernandez-harper-collins-novela-negra

Habana Requiem – Vladimir Hernández – Novela negra – Harper Collins

Vladimir es aquellos escritores que se hacen a sí mismos, este cubano que ya gano este mismo año el Premio L´H Confidencial de novela negra, consigue con este título cosas que pasan en Somnegra habitualmente, y es que como este libro lo ofrecemos dedicado a su salida, las reservas ya hacen que este entre los elegidos. Y entre nosotros una de nuestras debilidades.

COMPRAR: Habana Requiem

COMPRA DEDICADA: Habana Requiem

 

balada-de-la-coste-oeste

Balada de la costa oeste – Jean-Patrick Manchette – novela negra – RBA

Como nos gusta cuando se cuela un clásico entre lo más vendido, además da la casualidad que se han vendido todos los ejemplares que nos quedaban y por desgracia ya está fuera de la colección de la Serie negra, de RBA. Editores del mundo a que esperáis a volver a reeditar maravillas como las de Manchette.

 

 

betty-arnaldur-indridason-rba-novela-negra

Bettý – Arnaldur Indridason – Novela negra – RBA

Otro de los preventas que se cuela y como con Vladimir también otro de los títulos que ofrecemos dedicado aprovechando la próxima visita que nos hará Indridason a Barcelona aprovechando su presencia en la BCNegra. Así que no te quedes sin el tuyo de esta sorprendente novela negra que nos trae Arnaldur Indridason

COMPRAR: Bettý

COMPRAR DEDICADA: Bettý

 

 

Lo más vendido en novela negra, noviembre 2016

Llega la penúltima lista de lo más vendido en novela negra de este año, lista importante para todos aquellos que queráis saber tendencias de cara a regalar o regalaros las lecturas estas navidades, ya sabéis que toda buena carta a los reyes debe tener libros para uno y para los demás.

Felices lecturas en negro.

sangre-en-los-estantes

Sangre en los estantes – Paco Camarasa

La guía imprescindible para todo amante a la novela negra.

Sangre en los estantes es el libro de cabecera para todos los amantes de la novela negra de nuestro país. Paco Camarasa, uno de los mayores especialistas en la materia, ex librero y comisario de BCNegra, nos plantea un libro ordenado, como buen librero, de la A a la Z, con la historia de este ya mítico género literario, hoy en día tan de moda.

El libro nos ofrece un recorrido por los grandes nombres del género, explicándonos sus mayores aportaciones. También despliega un sinfín de anécdotas y desmenuza las diferencias dentro del género por países y culturas, las subcategorías dentro de lo que denominamos novela negra y un sinfín de historias.

Todo ello relatado con la sabiduría, la pasión y la proximidad que solo Paco Camarasa tiene. Por este motivo es el más querido y reconocido experto en el género, y siempre consigue mover a los lectores.

CARTA A LOS REYES: Sangre en los estantes

 

lo-que-nos-queda-de-la-muerte

Lo que nos queda de la muerte – Jordi Ledesma

Un presente magnífico y el mejor de los futuros.

A principios de los noventa, la muerte de un joven altera la rutina y la convivencia entre los vecinos de una población de la costa mediterránea que ha vivido una enorme transformación urbanística y sobre todo demográfica en los últimos cuarenta años. Este inesperado suceso despierta unas sospechas que luego se convierten en conjeturas, pero las respuestas no siempre son sencillas, y menos en pueblos donde a fin de cuentas todo el mundo se conoce, por lo que el vértigo y la confusión convierte a sus protagonistas en extraños de sí mismos. Jordi Ledesma, a través de un narrador en primera persona omnisciente, construye un texto de impacto y realista que recrea un período reciente de nuestra historia y nos relata magistralmente cómo el pueblo y sus habitantes se han transformado.

RESEÑA: Lo que nos queda de la muerte

CARTA A LOS REYES: Lo que nos queda de la muerte

 

mal-trago

Mal trago – Carlos Bassas del Rey

El regreso de Herodoto Corominas 

Ofidia se prepara para la llegada de la primavera. Algunas tormentas descargan tranquilas sobre las calles, los tejados y sus habitantes. Hasta que el derribo de la finca de los Díaz de Ubago, una familia de postín venida a menos, saca a la luz el cadáver de un niño. A partir de ese momento, al inspector Herodoto Corominas no le quedará más remedio que aguantar como pueda el chaparrón dividiéndose entre la investigación del caso, la del cierre del bar de su viejo compañero Vázquez y sus problemas familiares. Poco a poco, Corominas aprenderá que, tal como sentenció la desdichada Medea hace varios siglos, «no hay de los humanos nadie que feliz sea; uno puede tener más suerte que los otros si le afluyen los éxitos, pero eso no es la dicha». Porque la vida no es más que eso, un maldito mal trago.

 

CARTA A LOS REYES: Mal trago

no-nestiguis-tant-segur

No n´estiguis tan segur – Llort

Dilluns al matí. La setmana comença per al sergent dels Mossos d’Esquadra Jaume Fuentes i el seu company, Santi Planes, amb el cas del cadàver d’un home jove esbudellat en un petit despatx del centre de Barcelona. Al llarg dels set dies següents, el que en un principi semblava un cas rutinari va transitant per un mostrari d’estereotips i situacions pròpies del gènere negre i policíac: assassinats, traïcions, fugitius, perseguidors, màfies, corrupció, sicaris, testimonis accidentals, venjances, maníacs, sexe, violència. La trama ens condueix per un territori on ningú no pot estar segur de res. Avancem a cops de volant alhora que descobrim els protagonistes que es van encadenant al llarg d’aquesta història. Una novel•la imprevisible. Llegeix-la abans que et facin spoilers.

CARTA ALS REIS: No n´estiguis tan segur

 

del-otro-lado

Del otro lado – Michael Connelly

Harry Bosch se ha retirado del Departamento de Policía de Los Ángeles, pero su hermanastro, el abogado defensor Mickey Haller, necesita su ayuda. Una mujer ha sido brutalmente asesinada en su cama y todos los indicios apuntan al cliente de Haller, un antiguo pandillero convertido en padre de familia. Aunque la acusación de asesinato parece irrefutable, Haller está convencido de que es una trampa. Bosch no quiere saber nada de cruzar al otro lado y trabajar para la defensa. Siente que eso destruiría todo el bien que ha hecho en sus treinta años de policía de homicidios. Sin embargo, Mickey promete dejar que las cosas caigan por su peso. Si Harry demuestra que su cliente es culpable, según las leyes de revelación de pruebas, estarán obligados a compartir sus hallazgos con la fiscalía. Aunque va contra todos sus principios,Bosch acepta el caso a regañadientes. El expediente de la acusación tiene demasiadas lagunas y él tiene que llegar al fondo por sí mismo: ¿si el cliente de Haller no lo hizo, entonces quién mató a la mujer? Con la ayuda secreta de su antigua compañera en el Departamento de Policía de Los Ángeles, Lucy Soto, Harry empieza a investigar. Sus pesquisas enseguida lo conducen al interior del departamento, pero se da cuenta de que el asesino al que ha estado siguiendo la pista también lo ha estado investigando a él.

CARTA A LOS REYES: Al otro lado

 

falco

Falcó – Arturo Pérez-Reverte

La Europa turbulenta de los años treinta y cuarenta del siglo XX es el escenario de las andanzas de Lorenzo Falcó, ex contrabandista de armas, espía sin escrúpulos, agente de los servicios de inteligencia. Durante el otoño de 1936, mientras la frontera entre amigos y enemigos se reduce a una línea imprecisa y peligrosa, Falcó recibe el encargo de infiltrarse en una difícil misión que podría cambiar el curso de la historia de España. Un hombre y dos mujeres -los hermanos Montero y Eva Rengel- serán sus compañeros de aventura y tal vez sus víctimas, en un tiempo en el que la vida se escribe a golpe de traiciones y nada es lo que parece.

CARTA A LOS REYES: Falcó

 

filigrana

Olga – Vicente Corachán

Gumersindo Hierro “Gumer” es un detective al que han solicitado una investigación, aparentemente normal, que le cambiará la vida por completo. Sin darse cuenta, se da de bruces con la muerte y se ve enfrentado a su ingreso en prisión como autor de un asesinato.

Una situación de supervivencia en la que el detective mantendrá una encarnizada lucha contra el Inspector de Policía que le ha detenido, y contra su propia inteligencia, para poder demostrar que lo han utilizado.

Olga, una exuberante mujer, que aparece de la nada en su vida, será la encargada de hacerle dudar de hasta dónde está implicada en ese desagradable asunto.

Una historia de amistad, lealtad, miedos y rencores que mantiene al lector en vilo comprobando los peligros por los que atraviesa la profesión de un detective y cómo nos puede cambiar la vida en según qué situaciones.

CARTA A LOS REYES: Olga

 

la-mujer-oculta

La mujer oculta – Karin Slaughter

El descubrimiento de un asesinato en una obra abandonada conduce a Will Trent y al Georgia Bureau of Investigation a un caso que se convierte en mucho más peligroso cuando el cadáver es identificado como el de un ex policía.

Tras hacer la autopsia, Sara Linto —la nueva forense del GBI y amante de Will— descubre que la ingente cantidad de sangre encontrada no pertenece a la víctima. Con seguridad, un rastro de sangre que sale fuera de la escena del crimen indica que hay otra víctima, una mujer que ha desaparecido… y que si no la encuentran pronto, morirá.

La escena del crimen pertenece al habitante más famoso de la ciudad: un rico, poderoso, bien conectado atleta protegido por los abogados más caros de Estados Unidos, un hombre que ya se había librado de un caso de violación pese a los esfuerzos de Will por encarcelarle.

Pero lo peor está aún por venir. Las pruebas pronto vinculan el pasado turbulento de Will con el caso… y las consecuencias caerán sobre su vida con la fuerza de un tornado causando estragos en Will y en todos aquellos que están a su alrededor, incluyendo a sus colegas, familiares, amigos e incluso a los sospechosos que persigue.

Un suspense implacable y con un ritmo frenético, habitado por personajes en conflicto que cobran vida más allá de las páginas. La mujer oculta es una aguda novela de amor, pérdida y redención.

CARTA A LOS REYES: La mujer oculta

 

la-escena

La escena – Clarence Cooper Jr

A Rudy Black, maleante y chulo de baja estofa, el mono lo devora y cada vez le cuesta más conseguir las enormes cantidades de heroína que necesita para saciarlo. Rudy es uno de los habituales de la Escena, cierta zona de una ciudad sin nombre gobernada en la sombra por un traficante al que llaman el Hombre. Después de una ofensiva policial, el Hombre precisa refuerzos y le ofrece a Black el trabajo de camello que tanto andaba buscando. Sin embargo, las malas lenguas dicen que Rudy se entiende con los detectives Davis y Patterson de la Brigada de Estupefacientes. Para probar su lealtad, el Hombre le hace un encargo terrible y Rudy sabe que no puede fallarle.

La Escena, que combina elementos de la novela policial con una audacia expresiva y una crudeza raras para su género y época, supuso el debut en 1960 de Clarence Cooper Jr., escritor con una trayectoria breve señalada por el demonio de la adicción a la heroína.

CARTA A LOS REYES: La escena

 

el-segundo-asesino

El segundo asesino – Sarah Pimborough

Cuando se descubre un torso en el Támesis, el doctor Thomas Bond, cirujano de la policía, comprende que hay un segundo asesino actuando en la ciudad donde, tan solo unos días antes, Jack el Destripador mató a dos mujeres en una sola noche. Pero este crimen ha sido obra de un asesino muy frío, uno que carece del característico ímpetu de Jack. Según avanza la investigación y aumentan las víctimas, el doctor Bond se pregunta: ¿qué clase de monstruo se esconde a plena vista en las calles de Londres?

CARTA A LOS REYES: El segundo asesino

 

Reseña, entrevista, Lo que nos queda de la muerte, de Jordi Ledesma

lo-que-nos-queda-de-la-muerteLo que nos queda de la muerte (Editorial Al revés, noviembre de 2016) por MONTSE GALERA

Jordi Ledesma: (Tarragona, 1979) cursó estudios artísticos en la Escola Taller D´Arts i Oficis de Tarragona.

Es autor del poemario Agua de mayo (Silva, 2003) y de Narcolepsia (Alrevés, 2012), novela finalista de los premios literarios de la XXV Semana Negra de Gijón en la categoría de mejor primera novela negra. Y finalista de los premios leemisterio.com, en la edición de 2012, como mejor novela nacional. Narcolepsia ha sido publicada en México con el título de Narcosis (Ediciones B, 2014).

 Es guionista del cortometraje Checkout (Quartofilms, 2015), basado en un cuento homónimo, también del autor.

 El diablo en cada esquina (Alrevés, 2015), es su segunda novela. Con ella se ratifica como una de las voces emergentes del género negro.

 Participa con el cuento: El eco inexistente, en la antología Diez negritos; Nuevas voces del género negro español (Alrevés, 2015), compilación de cuentos negrocriminales, coordinada y dirigida por Álex Martín Escribà y Javier Sánchez Zapatero.

Reseña y entrevista a (casi) traición:

Por fin se terminó el tamborilear los dedos sobre los escritorios, ya salió a la luz la tercera novela de Jordi Ledesma “Lo que nos queda de la muerte” y en eso estamos muchos, en leerla, porque se anunciaba, desde hacía bastantes meses, como la mejor obra del autor hasta la fecha y algunos ya teníamos los dientes muy largos. ¡Hombre, me vais a dar la razón! Parecía que dada la altura del listón, el salto había de ser algo bonito de ver. ¿O no?

Promociones al margen, lo leído del autor había dejado el suficiente buen sabor de boca como para no demorar la lectura de esta novela y satisfacer, de una vez por todas, la curiosidad por saber qué significa exactamente “la mejor”. Bueno, y de constatar per una misma si estábamos de acuerdo.

Lo que nos queda de la muerte es una historia narrada dentro de un retrato cúbico. Me explico: me imagino un cubo de rubik entre los dedos de Ledesma. Ideo un autor moviendo capas, girándolas en un sentido, en otro; mostrando los personajes, acercándolos, alejándolos, combinándolos; y ahora se detiene para desvelarte una muerte, —un eje—, luego reanuda los movimientos sobre esa muerte y lo que ella arrastra; Como un tahúr insinúa las historias en las caras del cubo, pero con los colores aún mezclados, mantiene al lector mirándole las manos llenas de personajes yendo y viniendo, entrecruzando sus vidas en los bares, en las calles, en las plazas, en la escuela, en los callejones —como sucede en los pueblos o en las ciudades pequeñas donde todo el mundo sabe de todo el mundo a pesar de que todos esconden(mos) los secretos bajo candado —; retorciendo el cubo se escurren de la historia los trenes y las estaciones del año; y cuando, por fin, ves una cara completa, te dejas inocular, absorta, el veneno al que has de engancharte mientras, el cubo, que se va completando, se monta oliendo a mar y a puerto; a clases, a prejuicios y a estigmas; a especulación inmobiliaria, a negocios hoteleros, a explotación turística y a nuevos ricos; a esperpento, a vicio, a falta de escrúpulos, a instintos, a deseos, y a sed de justicia y de venganza…a mucha humanidad y a ninguna. Una vez montado, el cubo al que me refiero es un Cambrils de principios de los noventa, con todo lo que ello supone y con el que Ledesma ha armado su historia.

Esta novela es la nueva, pero el autor mantiene cierto estilo de las anteriores: el que te permite visualizar perfectamente lo que escribe. Me ha recordado Ledesma a alguna novela de Jayce Carol Oates leída recientemente en la que es capaz de darnos a conocer un personaje describiendo el efecto que éste causa en el resto del reparto. Sopesamos así, —lo pongo a modo de ejemplo—, el peso específico de una belleza más que sus formas (que también) y gracias, nuevamente a los movimientos del cubo, lo asimilaremos desde todos los ángulos, sobre todo desde dentro. Porque… si es cierto que Ledesma es capaz de hacernos visualizar escenas de sexo explícito, —para muestra, un botón que te deje cosid@ a la reseña, ¿no? ——, también es hábil en describirnos con nitidez el sexo en estado larvario, cuando es poco más que un silencio.

jordi-ledesma

Muchas veces siento curiosidad por las citas que los autores escogen para encabezar sus novelas o algunos capítulos de sus obras. En esta ocasión, además, se me antojaron elegidas con especial cuidado, reveladoras. Así mismo, confieso que, determinados aspectos de la novela, sobre todo referidos a la posible veracidad de la historia, me tenían, oye, en un sinvivir, y pensé… ¡pregúntale…tú! Y como Jordi Ledesma, además de ser un buen escritor y es un tipo la mar de majo y accesible…pues contestó.

—En las citas previas a la novela se puede leer: “Y tal vez lo niegue si sale de estas páginas”. Sé que lo negaré” y “No puedo jurarlo. Solo os diré que fue aquí, y pasó entre vecinos. “La primera de ellas la has utilizado también en las redes sociales, incluso has colgado la foto de un bar, “La estrella”, que mencionas en la novela. ¿Qué tanto por ciento tiene de verdad y de ficción la historia que nos cuentas?

—Los escenarios son reales. La historia es ficción. No creo que se pueda valorar el porcentaje de verdad, porque gran parte de ella está en el tercer continente que es el trasfondo social que se muestra.

—Durante el planteamiento de la trama ¿Cómo gestionas las reacciones de los lectores que puedan verse reflejados en la novela? ¿Puede la novela levantar ampollas? ¿Ya lo ha hecho? ¿Cómo están reaccionando los lectores de Cambrils?

No me planteo el impacto. Y menos a la hora de escribir. Tampoco está escrita para la gente de Cambrils, aunque suceda allí. Sólo es un escenario. Creo que el contexto vecinal y de convivencia sigue el mismo patrón en muchos sitios. Son roles sociales establecidos, y las distancias que generan son parecidas en cualquier lugar.

—La novela tiene un gran número de personajes muy bien imbricados, ¿Todos existieron? ¿Cuántos son de apoyo? ¿Cuál de ellos te ha costado más? (Ya sea porque te haya escocido escribirlo o costado más sudores o su resultado te deje más satisfecho…)

Creo que el narrador es el verdadero protagonista, aunque no tenga peso en lo que suceda. Además, asegura haber escrito él el relato, lo cual es absolutamente falso, porque lo he escrito yo. El resto de personajes practican el mismo juego, no hace falta ser de Cambrils para haber conocido gente parecida. A mí me gusta el Poeta, y ese sí es mero espectador.

—A continuación, citas a Mateo: “De cierto os digo que: cuanto hicisteis al último de mis hermanos, a mí me lo hicisteis.” ¿Con esta novela te quitas una espina? ¿Satisfaces de alguna manera una cierta sed de venganza? ¿De hacer justicia? ¿De dejar las cosas en su sitio?

—De alguna manera sí. Con la sociedad en general. Pero no es nuevo, mis anteriores novelas ya tenían esa perspectiva. Quizá en esta me atreva a señalar más.

—¿Crees que la novela negra es útil para denunciar hechos de los que de otra manera no se hablarían?

—Sí. Hechos y conductas. La novela, en general, sirve para eso. Y siempre ha sido así.

—¿Qué te ha dado escribir esta historia? ¿Qué te ha quitado? ¿Cuándo reconstruyes una historia así…queda algo roto?

—Crear mundos y personajes me aporta mucho crecimiento artístico y orgullo personal que se publique y lea. No me ha quitado nada, todo es aporte, salvo el tiempo empleado, aun así, escribir me resulta apasionante y placentero. Sí me ha endurecido de algún modo. Yo vivo a mis personajes, pero al no existir físicamente son fáciles de dejar atrás.

—Una de las características de tu estilo es la forma en que describes los personajes, la construcción de su mundo interior. Me llama mucho la atención como has trabajado los femeninos en ésta ocasión, tratando muy acertadamente anhelos cuya naturaleza se tienden a esconder y a enterrar ¿Te resulta especialmente complicado? ¿Cómo diseñas los personajes?

—Me baso en la humanidad, el sexo es lo de menos. A los personajes los trabajo desde su propia vivencia. No pienso en qué haría si yo fuera ellos, sino en que harían ellos siendo ellos mismos. Creo que ese matiz es importante.

Y llegamos a la cita de Vila-Matas “Hay episodios de nuestra vida dictados por una discreta ley que se nos escapa.” ¿Te escudas en ella para derivar la historia de cada personaje según necesidades estrictamente literarias?

—No, creo que la frase es brillante, y justifica las putadas que nos pasan a diario y la incapacidad de programar según qué.

—¿Cómo escoges las citas de tus novelas? ¿Qué importancias les das? ¿Las tienes en mente antes o las buscas después de escribir la novela?

—La frase de Walt Whitman: “La vida es lo poco que nos sobra de la muerte”, la tenía muy presente al empezar a escribir la novela. La otras las conocía, y en mi caso me ayudaban a contextualizar o crear una antesala sobre lo que acontezca.

—“Lo que nos queda de la muerte” es una novela breve. El Diablo en cada esquina también lo es. Tal vez Narcolepsia sea la que tiene más páginas. ¿Qué opinas de las novelas largas? ¿Tienes clara la extensión de una novela cuando la planteas o simplemente ocupa el espacio que necesita?

—Una novela debe ser tan extensa como sea necesario, e influirán muchas cosas en ello. Lo importante es lo que cabe. No me planteo una extensión previa. Opino que sería un error. El túnel, El coronel no tiene quien le escriba, El extranjero, El amante, Los Santos inocentes, Los timadores… son breves, pero contienen mundos extensísimos y personajes excelsos.

—¿Cómo va la novela en cuanto a promoción, ventas, reseñas, críticas? ¿está teniendo la acogida que esperabas?

—El feedback está siendo positivo. Pero es muy pronto todavía.

—¿Y en cuanto a tus proyectos inmediatos?

—Escribo cuentos con regularidad. Y trabajo en una novela.

—Muchas gracias.

—A ti.

Y llegados a este punto, empiezan de nuevo a tamborilear los dedos sobre el escritorio esperando a que llegue la cuarta de Ledesma. Porque una vez vista la altura del listón, el salto va a ser guapo, guapo.

COMPRAR: Lo que nos queda de la muerte.