Archivo de la etiqueta: lorenzo lunar

Proyecto en negro, Lorenzo Lunar

Proyecto en negro – Lorenzo Lunar – Novela negra por JoseVi Blender

Estamos ante una novela que dispone de todos los elementos del género, pero con unas escenificaciones muy peculiares.

Tenemos caso, el asesinato de Cuco Mondongo, un indigente que aparece en las alcantarillas tras una riada con un cuchillo en el pecho. Tenemos pareja de policías, el capitán César Sánchez, al que han adjudicado a un ayudante, Lázaro Andrés. Unos caracteres antagónicos. Chulo, violento, mujeriego de Sánchez, de refinados modales y vocabulario adecuado el de Lázaro, gordito y sudoroso. Y el jefe, el coronel Hernández Padrón, que como bien apunta Sánchez, de iniciales HP, si lo que pensamos.

A partir de aquí se va descubriendo la existencia de El Proyecto, en el que todos están en cierta manera implicados, o lo van a estar. Divertida resolución con un final de hondas repercusiones en los intereses nacionales cubanos, pero surrealista, se me escapa si se puede hacer una segunda interpretación de este final.

Todo ello ocurre en La Ciudad, Cuba, y el panorama es el de las calles, nada de política, superficialmente. Y en las calles se vive el calor, y el sexo. No sé si será real el tópico pero está presente, con escenas de alto contenido erótico.

Lorenzo Lunar, nació en 1958 en un barrio marginal de Santa Clara. Ha publicado más de una decena de libros dentro y fuera de Cuba. Es, además, un excelente cultivador del relato breve, lo que le ha valido para conquistar en tres ocasiones el Premio de Relatos de la Semana Negra de Gijón (1999, 2001 y 2005). Ha sido nominado para el Premio Hammett. En 2012 recibió el galardón del Premio La Pluma de Cristal por ser el escritor más leído en la República de Cuba.

Esta es la segunda novela del protagonista tras “Mundos de sombras” de 2011.

– ¿De no ser escritor le hubiera gustado ser?

– Cantante de bolero.

Comprar: Proyecto en negro

Mundos de sombras, Lorenzo Lunar

Mundos de sombras – Lorenzo Lunar – novela negra – Atmosfera Literaria por Grecia Odania Lemus Rivera

Existen varios factores que convierten a esta novela en algo significativo y diferente dentro del género de la novela negra. No es ni siquiera necesario pasar a insistir en el hecho de pertenecer a un país como Cuba. Las características fundamentales de esta novela radican en algo que escapa al simple hecho de ser cubana a la cual se llegara, inevitablemente, justo porque es innegable que este hecho agrega, además, un sello peculiar pero, para mi sorpresa, no es ni lo más significativo, ni lo que la diferencia.

La esencia radica en la forma en que los personajes superan, sin lugar a dudas, la búsqueda del asesino. La maestría de este escritor está basada en su necesidad de hacer de cada uno de ellos un motor desencadenante de los hechos que se investigan, cada dato de la vida de todos y que son la verdadera causa que provoca el hecho policial y la búsqueda del asesino.

Mirta, la madre de los gemelos, es la que acoge un engendro, para crear las condiciones propicias, sobre lo que le ha impuesto el nuevo sistema totalitario, de modo que su existencia se acomode a las exigencias de una sociedad que le obliga, so pena de expulsión y rechazo, a desechar los valores personales, familiares y más humanos, para que sirva a sus intereses. Mirta es, sin lugar a dudas, el suceso-personaje pues, sin este hecho, no existirían los demás. Es fácil de explicar: la decisión de esta mujer de crear una familia a partir de su necesidad de encajar en los cánones de la nueva sociedad, de mujer ejemplar entregada a la Revolución, es la que genera todo.

Así, elige ser madre, sus motivos alejados de toda humanidad, la selección de un hombre (como esposo por estar integrado al sistema y en buena posición dentro del régimen), la traición a su marido para poder mantener su estatus de compañera y la no defensa de los hijos que no tuvo por madre, sino por responder al llamado salvaje de una sociedad que obliga a recomponer los más elementales valores humanos, generando el desamparo y el desamor. Son, sin lugar a dudas, las piezas sin la cual la novela no podría existir. Ésta es la esencia a la que nos lleva el escritor y lo que hace de esta novela algo diferente y novedosa dentro del género. La forma en cómo se plantean sus vidas, los motivos que guían a los personajes son los motivos que generan la trama y la hacen rodar envuelta en el misterio del asesinato.

La mujer que desaparece, una italiana, no es más que el reflejo de una sombra, tan real, que obliga a la policía a establecer todo un operativo de búsqueda de culpables e inmediatas repuestas a los mandos superiores. ¿Absurdo? No, complemento de una realidad rodeada de sombras. Yenia y Yuri, se mueven en un mundo de sombras, dada que su existencia, desde sus inicios es sombría y desprovista de toda humanidad. Mirta, de igual manera, estructura su vida a partir de la sombra que alarga la sociedad para manipularla. El Caballo es el reflejo del sombrío mundo de la marginalidad. El teniente es una marioneta movida por sus sombras interiores, aferrado a las migajas que se reparten a los de abajo en la supuesta sociedad de igualdad y obligado a creer en la falsa sombra protectora del Estado, para intentar establecerse cómo un individuo realizado. El guarda parque, aquel que vivió por y para la Revolución, actúa desde su sombría existencia, desesperado por lograr a través de los impuestos nuevos patrones, un hecho que le permita destacar de algún modo del anonimato. La sombría existencia de los personajes promueve y justifica los hechos que suceden.

Sin estas existencias oscuras y arrastradas a ser como son por su entorno, es imposible que las cosas ocurran, es imposible un final sin respuesta y, al mismo tiempo, este final es inevitable ya que en el mundo donde se mueven los personajes de Lorenzo Lunar no existen respuestas lógicas ni coherentes. Llegar a esta conclusión hace de esta novela una nueva forma de plantear el género; no desde lo oscuro e intrincado que resulta el descubrimiento de un muerto y la persecución de su asesino, sino desde la oscuridad de sus personajes abocados a la absurda búsqueda de víctima y victimario, en cada uno de ellos y en cada una de sus acciones, como cadena que se perpetua en una sociedad de círculo cerrado. Cada uno de ellos es víctima y verdugo a la vez en sí mismo y para con los demás, donde la supuesta víctima y el supuesto asesino de cualquier novela de este género, no les ha quedado más alternativa que ser sombras. Con lo cual la trama transcurre por la propia esencia de sus personajes y no por el hecho policial en sí mismo.

EL TRATAMIENTO DE LA SEXUALIDAD Y SU CONEXION CON EL GÉNERO.

No voy a regodearme en el hecho simplista de explicar con demagogia, las características que tiene la sexualidad al manifestarse en el caribe. En realidad, en esta novela, el planteamiento escapa una vez más al hecho del calor y las dulces caderas que se bambolean libres empujadas por las olas:

Primero, existe en esta novela una indisoluble conexión entre suceso-personaje-sociedad. En la manifestación de su sexualidad cada uno expone, propone y provoca un hecho que, en sí mismo, hace avanzar no sólo la trama sino que los hace caminar de manera introspectiva; proceso interior que desencadena los sucesos que promueven la acción en la historia.

Vamos por parte, Yuri y Yenia son dos gemelos, nacidos en un laboratorio, dentro de una probeta, lo que les permite ser y no ser hermanos; lo que les une y los distancia lo suficiente como para que, al presentar el escritor el hecho de que ambos comparten todo incluyendo su sexualidad, al lector no nos provoque las sensaciones del incesto. Al mismo tiempo, son recibidos en este mundo por Mirta que los acoge como verdadera moneda de cambio para sus propósitos.

Para que esto no sea más que un juego de palabras explicaré lo que para mí son tres momentos cruciales, dentro de la novela que el autor convierte en metáforas de la agonizante existencia de sus personajes:

Yuri y Yenia: Los motivos por los que Yuri se lanza a los brazos de Yenia no tienen nada que ver con un suceso tan grotesco como los concebidos por el famoso emperador Romano Nerón, enredado en perpetua neurosis egocéntrica. Este personaje nacido de la frialdad de un laboratorio que no fue amamantado, ni cobijado jamás, tiene sólo a su gemela (ovulo y espermatozoide fecundado a su lado) como único punto que le acerca al resto de la humanidad. Su frágil naturaleza le lanza a la dependencia de su única conexión real con el mundo. ¿Existe otra salida para él? No, sólo en ella puede estar; ella que, hembra al fin, sabe desde la prehistoria que a la criatura débil se le protege y se le trae a la cueva la comida y se le esconde de los depredadores. Por este motivo Yenia, por comprensión instintiva, por pura supervivencia conforman la burbuja para que puedan respirar.

Segundo y muy importante, cuando Lorenzo nos remite a este hecho, lo hace desde la comprensión de lo humano consiguiendo que quede en el lector la aceptación de estos sucesos como lo ineludible. La delicada forma de exponer la fragilidad de Yuri a través de sus circunstancias hace de ella metáfora obligatoria que, sin lugar a dudas, expone al personaje al resto de situaciones y que hacen avanzar la novela.

Fijémonos que esta relación sexual en ningún momento pasa a ser lo que no es. En ningún momento trasmite nada relativo al instinto, nada relativo a lo carnal, nada relativo a otra cosa que no sea lo que se ha expuesto anteriormente.

Yenia actúa como recolectora del mundo exterior incorporando todo lo que le permite su círculo cerrado absorbiendo literatura, música y sexo con la amiga, con los hombres con la vida misma; sexo que se expone como lo que es, mero aprendizaje desprovisto de la falsedad de los prejuicios, pero también de humanidad; característica que se refleja en toda la obra y que responde a la transformación de lo que fue la espontaneidad caribeña en la necesidad de refugio donde la erótica de los personajes, cualidad intrínseca de la tierra, se manifiesta envenenada por la realidad oscura y siempre sombría de la sociedad en que se mueven.

Además, los personajes extranjeros que, como la italiana, acuden como zombis al llamado del erótico caribe, sólo pueden recibir lo que ha quedado: una desprendida sexualidad impersonal y superficial dado que nada existe y sólo quedan sombras detrás de olas que baten, como disueltas, en lo intangible que se regalan, desnudos que es como los ha dejado la sociedad, sin rumbo, sin salida, guardando en lo más recóndito de sus existencias, la sensibilidad, el conocimiento, la ternura y el verdadero amor desinteresado y fluido con que los habitantes de la isla se alimentan recíprocamente.

Para el foráneo sólo queda la parodia del cubano que fuimos. Lo que parece ser mucho para ellos es únicamente la punta de un inmenso iceberg que se derrite cuando comulga con su verdadera realidad; donde lo que parece malsano o impuro es positivo y coherente. Este tipo de conexión es inevitable y por lo tanto vuelvo a demostrar que las circunstancias obligan a la acción.

Dije que eran tres los momentos en que el sexo se expresa como leitmotiv de la historia. Ahora miremos a la aparentemente brutal escena de Mirta la compañera del partido, apodada Margare Thatcher y el negro fuerte, teniente de la policía César. Aquí la posesión brutal de éste por la mujer que, si leyera ahora mismo, provocaría más de unas cuantas sensaciones eróticas, desconcierta por un hecho muy peculiar: el negro somete a la blanca, el policía someta a quien ya sabe victima (ha caído en desgracia ante el partido comunista); el hambre de sexo somete a lo políticamente correcto. La miseria humana somete al hombre que, entonces, hace de este hecho su propio bien. Este instante en el que negro teniente se siente superado por su deseo y Mirta es poseída como lo que es, una hembra deseosa les humaniza dejando fluir sus verdaderas naturalezas. Por eso, este instante de tórrida o deliciosa posesión anal se convierte en un instante de paz para quienes ya nunca más volverán a tenerla y, por ello, esta escena imprescindible provoca uno de los pilares desencadenantes del resto de la acción.

La tercera demostración sobre el tratamiento de la sexualidad en esta novela es convertida por el autor en sucesos inevitables, en hechos que sobrepasan lo descriptivo. Como complemento del género, hago mención de la fabulosa escena en que el detestable policía posee al cándido pintor, desprovisto de defensas para el mundo. En esta escena triunfa en todo momento la luz del más débil y nunca llega a convertirse en grotesca; maravillosa forma de convertir en melodía, en pura poesía, lo más oscuro del ser humano. Al lograrlo, el autor convierte, una vez, más los sucesos interiores de cada personaje en sucesos trascendentales para que continúe la obra en búsqueda de un inevitable desenlace.

Mundos de sombras es sin lugar a dudas el ejemplo de la nueva literatura del género negro. No es un a palabrería caprichosa, los sucesos transcurren provocados por las inevitables circunstancias del mundo al que están obligados sus personajes. Ésta es la tesis: lo opuesto de lo que se realiza en este género, donde ladrones, asesinos y policías, se pasean por ciudades marginales, como paisajes complementarios que adornan, como en las clásicas funciones del ballet clásico, sin más pretensión que ser telones de fondo donde, sin la intuición del policía sagaz nada avanzaría y donde el único propósito es encontrar al asesino.

En la nueva novela negra cubana nada es posible sin la evolución constante del interior de cada personaje. No es oscura porque existe un muerto; es oscura porque falta luz en el horizonte de seres arrinconados. No se canta en un bar para esperar que aparezca el detective; se canta como lamento de la desesperación. Es una mezcla entre Emile Zola y el gran rey del absurdo, Ionesco, con la diferencia de que esta aparente incoherencia es el más fiel reflejo de una realidad ineludible. Asesino y muerto son un pretexto exquisito para seguir el mundo interior de la sombras de sus personajes.

COMPRAR: Mundos de sombras

La mejor novela negra cubana disponible en SomNegra

Como siempre pensando en vosotros SomNegra ha conseguido un acuerdo para contar con todo el catálogo de novela negra cubana de la editorial Atmosfera literaria, date una vuelta y llévate a casa un trocito de Cuba aunque no se la idílica.

 Los Vándalos – Reynaldo Cañizares

El investigador, un personaje que vive obsesionado por la delación que realizó en el pasado sobre su ex novia, Margarita, en la Universidad y que lo ha llevado a realizar una búsqueda infructuosa en los lugares que visitan las lesbianas y los gay, se ha convertido en un hombre despreciado por sus compañeros que lo acusan de homosexual y pervertido y que no comparten su sistema. La desaparición de una muchacha que dos personas diferentes han visto entrar a la misma hora a dos lugares distintos hace que le encomienden el caso. Él lo acepta porque supone que la muchacha perdida es Margarita. Delaciones, corrupciones, vicios, crímenes. Todo se ve incluido en el barrio Condado, de Santa Clara, donde se mueve la trama, reflejo de una sociedad decadente donde el brazo de la ley y la justicia

COMPRAR: Los vándalos

 

Caballeros en el tiempo – Armando de Armas

Jorge navega en una nave de guerra al frente de un comando que se propone desembarcar por la costa norte del oriente cubano como parte de una táctica de distracción. Mientras, en el centro de la isla, se desarrollan los combates de Bahía de Cochinos. Jorge se había propuesto liberar la isla porque estaba convencido de que un hombre en el exilio era un hombre en dos mitades.

Por su parte, Amadís, un proxeneta cubano, se encuentra en la Guerra Civil Española cumpliendo una misión muy distinta de la que le encomendara el Partido Comunista. Quería apartar a España de la orgía sangrienta en que chapoteaba a través del desenfreno libertario del sexo y el alcohol.

Terminada la contienda, Amadís marcha a Cuba de donde escapa en 1994 en un barco secuestrado bajo los tiros y persecución de las naves guarda fronteras. Años más tarde, en ese incontrolado devenir del Tiempo, Amadís y Jorge regresan en lo que aparenta un nuevo amanecer para la isla.

COMPRAR: Caballeros en el tiempo

 

Cosecha negra – Víctor Claudín – Óscar Plasencia

Las instalaciones en Senegal de la empresa petrolera Tulsaco Oil Corporation vuelan por los aires a causa de un atentado terrorista adjudicado a Al Qaeda.

La directora, Amina Hadad Bryson, se salva del atentado, pero no así su hijo. Después de enterrarlo, Amina es secuestrada y ferozmente torturada por la CIA, hasta provocarle un shock que les obliga a internarla en un hospital.

Parece que nadie va a poder denunciar la conspiración que hay detrás de los atentados y desenmascarar a las grandes compañías petrolíferas que están esquilmando los recursos naturales de África o manteniéndolos en reserva, a costa del hambre de sus habitantes.

Un thriller de resonancia internacional, lleno de traiciones y turbios intereses, sobre la violencia que provoca el mundo del petróleo y los manejos de los servicios secretos y las policías de los distintos países.

COMPRAR: Cosecha negra

 

Instrucciones para desobedecer al padre – Osvaldo Antonio Ramírez

El crimen de una prostituta es el inicio de la historia. Daniel encuentra a la chica asesinada en un portal céntrico de la pequeña ciudad en que vive y se inicia una caída en barrena que lo llevará a la locura.

El suceso lo lleva a encontrarse en medio de un montaje policial del que no pretende ser el centro pero el Estado represor lo quiere utilizar como arma para precipitar la caída de quienes no se sometan a sus normas. En su intento de escapar, Daniel se aferra a los recuerdos y al fantasma de su vida pasada, sumergido en un presente que le resulta increíble. Sin embargo, aunque emprendedor, es poco resolutivo. No es la vida la que le ha venido mal, él ha hecho mala la vida.

Ingenuo hasta el final, piensa que su situación cambiará, como cambia la dirección del péndulo de Foucault. Pero no puede, las fuerzas de la historia lo superan.

Una historia dura, cargada de dolor, en la que se mueven unos personajes que viven en la marginalidad y que pasean por las calles de Cuba de la misma forma en que pasean por la novela; porque ésta es una novela real y a veces triste, brutal en ocasiones, pero, sobre todo: apasionada.

Obra trascendental por los tiempos que corren en el panorama donde transcurre y que refleja muy bien el vivir cubano actual. La historia que narra transpira interés universal. La ideología se monta a partir del comportamiento de quienes pueblan el andamiaje, por momentos grotesco, de la novela y sus acciones develan lo que piensa cada uno de ellos sobre la vida. Asimismo, las descripciones de ambientes y situaciones, las historias inconclusas e incluso ambiguas muestran una pluma que merece un especial reconocimiento.

COMPRAR: Instrucciones para desobedecer al padre

 

La pelirroja – Roberto Estrada Bourgeois

Juan Luis Higuera llega a Cuba bajo la identidad de uno de tantos empresarios españoles establecidos durante los años noventa. Detrás de sus gafitas y su apariencia anodina se esconde un despiadado asesino en serie que ha cometido numerosos crímenes en Bilbao.

El Campo Socialista ha desaparecido como el estallido de una pompa de jabón y los cubanos se sienten a la deriva sin el sueño utópico prometido. En la desangelada Habana del eufemismo llamado Periodo Especial, Higuera encuentra un campo fértil para sus cacerías entre las jineteras. Así conoce a Nilda Almeida, una hermosa prostituta que mantiene una relación sui géneris con Pedro Andux, un veterano de la guerra de Angola, alcohólico y marginal, que sobrevive tallando esculturas en madera para venderlas a los turistas.

Cuando Nilda aparece muerta, Andux emprende una cruzada personal para encontrar al asesino que lo llevará a confrontar al siniestro ex Notario llegado del país vasco

COMPRAR: La pelirroja

 

La tierra del cebú – Mario Brito Fuentes

Ríos de Primavera es un pequeño poblado perdido en las montañas del centro de Cuba. Un asentamiento poblacional entre urbano y rural en el que se entretejen unas historias que trascienden los estrechos márgenes de lo local para conectarse con el acontecer universal.

En ese espacio vive Orencio, un hombre empeñado en lograr que su terruño salga adelante mientras que su esposa Berlania le insiste en que se ocupe más de los problemas hogareños. Pero sobre él, los aconteceres se suceden. Un día es Soligial la que es abordada por un comprador de viejos que pretende llevarse a su suegro enfermo para darle de comer a un cocodrilo. Otro día es el alcohólico del pueblo, con la noticia de que alguien recoge a los borrachos con el fin de sodomizarlos en el cementerio. También es quien debe auxiliar al Capitán Muguruza en atrapar bandidos y preservar el orden social, o escuchar al loco del pueblo su retahíla de ideas no tan alocadas.

Mientras tanto, las autoridades proyectan el acontecimiento más importante del año: la celebración de la gran Feria Agropecuaria. Para la inauguración se ha previsto la develación de una escultura a tamaño natural de un toro cebú. Sin embargo, ésta amanece una mañana con un letrero contrarrevolucionario escrito en su panza.

La novela se convierte, entonces, en un compendio de múltiples conflictos. De un lado, el apego a las viejas concepciones; del otro, la búsqueda de alternativas ante una nueva realidad. De un lado, el mal del que no quiere ver; del otro, la clara visión de lo que sucede. Orencio, no obstante se empecinará en seguir aferrado a su ortodoxo ideal mientras todo a su alrededor se empeña en seguir un camino distinto al de ese “comunismo tan colorao que ya nadie lo usa”.

COMPRAR: La tierra del cebú

 

Los aprendices – Rebeca Murga

“La casona es el escenario de Los aprendices, primera novela de la reconocida cuentista cubana Rebeca Murga. En la casona habitan niños desarraigados y hostiles, como fierecillas: Aquiles, Villano, Buen Samaritano ¡La pequeña niña rubia! Niños que, quizás buscando una versión de la justicia que se ajuste a sus descarriadas vidas, se aferran a la posibilidad del crimen como salvación.

Matar al Maestro es el objetivo y la casona, el lugar “que destila sobre ellos toda su frustración de casa abandonada; una húmeda pena que les provoca fiebre, tos, diarreas y la sensación de que el invierno es demasiado largo”.

“Este relato no es parodia de una historia clásica sino la continuación del destino de los hombres que nacieron para ser guerreros. Solo que la epopeya se deformó en miseria, e incorporó entre sus enemigos a la pobreza, a la violencia, a la humillación y al olvido en un territorio llamado América Latina.

Son los Pedro Páramo, los patriarcas en otoño, los caudillos supremos que saben por instinto que “la misión de un jefe de manada es perpetuarse en el poder. Al mando de toda iniciativa”. Sin embargo, su poder sucumbe al menor pestañeo de la mujer que aman, ante la mínima duda de que el corazón de ellas guarda recuerdos y deseos que no los incluyen”.

COMPRAR: Los aprendices

 

Todo fue en la Habana – José María Ruilópez

Tomás Álvarez, empresario y Enrique Tuñón, periodista, ambos españoles y residentes en La Habana, deben afrontar el reto de escribir una especie de borrador a modo de constitución democrática para Cuba por encargo del Gobierno de ese país. Ello les hace caer en situaciones conflictivas y peligrosas ante una parte del gobierno que quiere el cambio y otra que no.

En la historia se mezclan los amores arrebatados de Tomás Álvarez con Yamila la “Pepilla” bailarina conguera y de Enrique Tuñón con Daylín “Pisa Bonito”, disidente, Licenciada en Historia y camarera. El acoso a ambos se hace implacable cuando el Capitán Donis Quintana, “Mofeta”, y el Sargento Valdivia, “Pinguero”, policías del G2, se empeñan en ir tras sus pasos al verlos relacionados con la disidencia interna. La investigación se hace extensiva a los disidentes Lázaro Mora, “Lazarito”; Eddy Montero, “Gusanito”; Joel Medina, cirujano y taxista activistas que, junto a Nenita, anciana siempre “bruja” y la doctora Linares, “La Cátedra” les ayudarán a salir de las diversas peripecias con las que se encuentran ante la intervención pasiva del Embajador de España, Juan Casamayor y Carvajal, y de Lucas Ponce, Arzobispo de La Habana.

COMPRAR : Todo fue en la Habana

 

Monasterio – Marcial Gala

El capitán Adonis Monasterio, hombre solitario e introvertido, encargado de resolver los casos es destituido de su puesto por no dar con el asesino. Sin embargo, detrás de su aparente ineficacia decide seguir indagando por su cuenta y riesgo hasta dar con un posible sospechoso. Ignorado por sus superiores, Monasterio se embarca, a lo largo de una serie de acontecimientos, en una investigación cuyo final ni el más hábil investigador podría imaginar.

COMPRAR: Monasterio

 

Orfeo en el caribe – Teresa Dovalpage

Orfeo Vázquez, mulato bien plantado, toca la tumbadora en un grupo de salsa pero sueña con dedicarse a la música clásica. Se enamora de Eury, chica peso completo y lectora de Charlotte Brontë. Las cosas se complican cuando la hermana de Eury, pelirroja de sensualidad agresiva, se empeña en llevarse a la cama al músico. Los tres vértices del triángulo planean irse de Cuba en una lancha clandestina, enfrentándose a las furias de un huracán que se aproxima.

COMPRAR: Orfero en el caribe

 

Proyecto en negro – Lorenzo Lunar

Proyecto en negro se presenta como un nuevo reto para el capitán César Sánchez. Años después de la desaparición de Bianca Rossana Micussi (Mundos de sombras, 2011), el capitán ha sido restablecido en su puesto en La Ciudad para investigar la muerte del indigente Cuco Mondongo.

Pero, ¿quién es Cuco Mondongo? Un sodomita. Un hombre sin historia, sin oficio ni beneficio conocido. ¡Esa tonga de basura nunca existió!, pensaba el capitán. Sin embargo, el coronel Hernández Padrón le exige que resuelva el crimen de inmediato. Ya no le tolerarán más equivocaciones y, para ello, le pone a su lado al teniente Lázaro Andrés.

Ahora debe resolver el crimen y hacerse parte del Proyecto. No puede fallar. El Proyecto es algo serio. Un mito que debe preservar porque los mitos nunca mueren.

COMPRAR: Proyecto en negro

 

Propuesta para matar a Salinger – Osvaldo Antonio Ramírez

Yo tiene que matar, robar y mentir. Huye porque la huida lo comprime entre los muros de la represión y la libertad. Arrobado por el amor de Zura y Gedo, sobrevive como escritor con su vieja Remington a cuesta mientras la Seguridad del Estado le ciñe la garganta y lo obliga a redactar unos informes como el agente Salinger sobre una serie de escritores críticos con el régimen.

Forzado por las circunstancias, Yo termina por rellenar el expediente que lo convierte en prescindible pues desconoce que uno de sus amores forma parte del entramado que lo asfixia.

Lanzado al exilio, la historia de su vida, como un péndulo, se repite. Debatiéndose entre el amor de la inalcanzable Anabel y la solícita Julieta, evade la persecución que le supone, esta vez, el fantasma de la emigración. Sin proponérselo, tiene que sobrevivir entre el peregrinar que le impone una realidad que lo arrincona y la necesidad de escribir que lo convierte en un funambulista obligado a mirarse dentro de sí mismo por las fuerzas de la historia.

La presente obra fue nominada finalista del premio de novela Fernando de Lara 2007.

COMPRAR: Propuesta para matar a Salinger

 

Mundos de sombras – Lorenzo Lunar

Mundos de sombras nos presenta un caso insólito. Una extranjera ha desaparecido en La Ciudad en la que los turistas son especie protegida. Bianca Rossana Micussi estuvo con sus jóvenes amigos en el Club Paradiso.

Entre ellos, Yuri; un joven pintor sobre el que recaen las sospechas de la supuesta desaparición. Cinco amigos buscando un mundo diseñado para los desheredados.

Un concierto de Heavy Rock. Un Juicio Final y la desaparición de la turista amiga del grupo. El teniente Julio César Sánchez debe conducir la investigación apremiado por su coronel y por la necesidad de salvar su carrera a cualquier precio. Y el precio exige recurrir a cualquier estratagema.

Una desaparición se prolonga para siempre. Un asesinato es inmediato pero necesita una confesión. Le bastaría con una de las miles que pululan por estos mundos de sombras

COMPRAR: Mundos de sombras